“Algo que poca gente sabe es que grabamos dos veces el álbum”: Gula y los 20 años de “…Que tiene”

Gula es una de las agrupaciones más icónicas del estilo punk rock californiano en México. …Que tiene (2001), su álbum más popular, está cumpliendo dos décadas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Alrededor de 1996, en el CCH Sur de la Ciudad de México, Lenin (bajo) y Jordi (guitarra) comenzaron a planear la formación de una banda que terminaría siendo Gula, pionera del punk rock melódico hecho en el país. A ambos amigos se les unirían Willy (guitarra), Lalo (batería) y Edgar (voz). Con esa formación comenzaron a crear canciones, hasta convertirse en una de las agrupaciones más icónicas y que siguen vigentes dentro del estilo musical californiano que se popularizó en los años noventa y la primera década del 2000, gracias a proyectos como Lagwagon, The Offspring, NOFX y Guttermouth, entre otros.

Desde que comenzó a tocar Gula en casas, para después hacerlo en el Foro Alicia o abrirle a bandas internacionales que los influenciaron, …Que tiene (2001), su álbum más popular, está cumpliendo dos décadas.

“Mr. Wealthy” es la primera canción de …Que tiene. En ella incluyeron como introducción la frase: “Tal vez si supiéramos que estar vivos es lo único que tenemos, enfrentaríamos nuestra realidad sin importar a dónde vamos”. ¿Estas palabras tenían algún significado?

Lenin: No, pero como esa frase trae 10:15, hora en que se le ocurrió a Lalo, nos siguen preguntando si somos cristianos. Lalo todo el tiempo estaba diciendo que necesitábamos una frase y se volvió algo emblemático.

“Babozoo” cuenta la historia de un tipo que aparenta llevar un estilo de vida straight edge (sin usar ningún tipo de droga, no comer carne y tampoco tener sexo). ¿Hicieron esta canción por alguien en especial?

En aquel tiempo había varios Babozoo, y no dudo que alguno de nosotros también lo era. Mucha gente navegaba en la escena de punk rock y hardcore siendo súper vegetarianos, súper todo, pero cuando llegaban a sus casas iban a los tacos de la esquina. Es una canción hecha de cábula. La intención no era atacar, porque nunca hemos sido directos en nuestras canciones. Lo chido es que nadie se puso el saco y nos reclamó. Eso hubiera sido algo doblemente pendejo.

Lo valioso de “Babozoo”, es que acercó a muchas y muchos adolescentes a saber qué es el straight edge.

Si alguien no tenía la mínima idea y leyó la letra, estoy seguro que le dio por investigar y saber de qué hablábamos. Nunca fue nuestra idea abrir el panorama o meter a más gente a la escena, cosa que las bandas hardcore sí hacían hablando de unidad y de tener más adeptos.

En “Inocencia”, al inicio de la canción se escucha cantar a un niño llamado Rodrigo Pérez. ¿Quién es él?

Es mi cuñado. En esa época debió tener unos 8 años. Yo comenzaba a salir con quien ahora es mi esposa, estábamos grabando el álbum y un día llevó a su hermanito. Lo metimos al estudio y se puso a cantar esa canción del tren. Estuvo poca madre para que fuera la introducción de “Inocencia”. Después, cuando …Que tiene cumplió 10 años, quisimos que ese güey cantara la intro, pero no se hizo porque andaba de viaje. Hasta la fecha en la familia siguen haciéndole bromas.

En “Kowinabu” se escucha la voz de Javier Blake (División Minúscula) y de un tal Panke. Ese momento creo que refleja la época del punk rock melódico hecho en México.

Este año también cumple veinte años Extrañando casa de División Minúscula. Creo que por eso Javier andaba en la Ciudad de México, porque tal vez estaban grabando el disco y así lo invitamos al estudio. Y, Panke, es un compa que tenemos desde antes de que fuéramos Gula, con quien solíamos patinar en Coapa.

Gula grabando coros junto a su amigo Panke

División Minúscula con Extrañando casa y ustedes con …Que tiene podría decirse que popularizaron el punk rock melódico. El éxito de Divisón fue masivo, mientras que la de ustedes se conservó más underground.

Sí, me parece que con estos dos álbumes se encendió la mecha del punk rock melódico en México. División firmando con un subsello de una disquera transnacional, lograron despegar. Nosotros sacando el disco con Opción Sónica, la idea era la misma: llegar a más gente.

División, desde un principio cantó en español y ustedes lo hacían en inglés. ¿Eso influyó para que el impacto de los discos fuera distinto?

Claro, cantar en español hizo súper digerible a División. Lo de nosotros se dio por sí solo y nunca pensamos en el estrellato.

¿Por qué no sacaron un video?

Era algo muy caro. Creo que todavía no existía Telehit. En ese entonces sólo había MTV, donde seguramente debías soltar una buena lana para que tu video saliera al aire. Obviamente Opción Sónica no tenía dinero para todo, nosotros menos. Pero de haber existido un video hubiera sido algo con skate.

¿Hubo grandes cambios de su primera grabación a …Que tiene?

De entrada, grabar en La Cocina, con el productor Marc Rodamilans que tiene una larga trayectoria fue un gran cambio. En ese estudio también ensayábamos a un lado de donde lo hacía Guillotina. De hecho, algo que poca gente sabe, es que grabamos dos veces el álbum. La primera ocasión algo se jodió en la computadora de Marc y se borró todo. Nos dijo que había valido madre, que teníamos que volver a grabar. Así la segunda ocasión salió mejor, ya estaba más ensayado.

¿Hubo modificaciones?

En la primera grabación había una canción que teníamos de broma. Se llamaba “If I had an apple” y nos cambiábamos de instrumentos. Ese tema creo que no le agradó mucho a Marc, pero nos dejó grabarlo. Lo hicimos en una sola toma, tocando todos al mismo tiempo. Pero cuando repetimos el disco nos mandó a la verga. La rola se perdió y nunca la tocamos en vivo. 

¿A partir de que salió …Que tiene fue que sus amigos hardcoreros y crusties les pusieron la etiqueta de “punks felices”?

Eso fue cuando sacamos Mom doesn’t let me (1997) con Toaj Records. En esa época nos íbamos al Chopo a ofrecerlo de mano en mano. En los puestos de hasta el final, con los punks rotos, el Hardcorin vendía cintas, CD’s, fanzines y demás cosas. Cuando se lo intercambiamos nos dijo que éramos punk feliz de coros prolongados. Nos dio risa y eso se volvió una broma entre nosotros. Así surgió el happy punk, género que sólo existe en México.

…Que tiene, como sea cuenta con sonidos hardcore.

Nuestras influencias hardcore supimos plasmarlas y se dio porque convivimos mucho con el DFHC. De no haber sido por AK-47, no hubiéramos tocado en el Foro Alicia.

Gula tocando en el Hard Rock, en la presentación de “…Que tiene”

El Foro Alicia es como su casa, pero el show de presentación para …Que tiene lo hicieron en el Hard Rock.

Pasó eso porque no iba a caber tanta gente en el Foro Alicia. Opción Sónica nos sugirió que podíamos presentarlo en el Hard Rock, junto con otra banda de ska llamada La Bolonchona, que también presentaba su disco. Algo pasó y La Bolonchona no recuerdo si tocaron dos rolas o ninguna. Sin embargo, como entre el público estaba Spalding Gray se subieron a abrir. Para ser sincero, siento que sí traicionamos un poco al Foro Alicia, pero era un paso hacia adelante que debíamos dar.

¿Cómo se dio su acercamiento con Opción Sónica?

No lo recuerdo. Creo que fue por un vecino de Willy que tocaba en Escarbarme, un grupo que sacó su disco con Opción Sónica y por eso les habló de nosotros. O creo que fue por Toño Sánchez, quien era como un cazatalentos y fue a dar un rol al Foro Alicia.

Era obvio que pasara eso con las bandas que tocaban punk rock melódico.

Por supuesto. Opción Sónica tuvo un catálogo muy amplio. Se dieron cuenta que en el underground había un potencial y tuvieron ese acierto. Como sea también tuvimos pláticas con Miguel Tajobase y Toaj Records, pero para nosotros fue una mejor opción lanzar …Que tiene con Opción Sónica.

El arte del disco lo hizo el Dr. Alderete. ¿Esto fue algo que también hizo posible Opción Sónica?

Sí, fue otro de los beneficios para nosotros. Él ya tenía su trayectoria y su estética. Ya había trabajado antes con Opción Sónica, ilustrando otras grabaciones. Pensaron que nos vendría bien trabajar juntos porque ambos traíamos una onda divertida. No obstante, creo que en esa época el Dr. Alderete nos odio un poco. Le planteamos lo que queríamos y nos entregó otra cosa. Con el arte de …Que tiene queríamos reflejar la información errónea que a veces te dan. Por ejemplo, cuando tu jefe te dice que no fumes, pero él al día se acababa dos cajetillas. Cuando nos entregó la primera prueba nos dio una ilustración con un niño metiendo los dedos a un contacto de luz y se convertía en un niño de flamas, algo así. Nada tenía que ver con nuestra idea. Me acuerdo que nos fuimos a un café después de tener una junta con el Dr. Alderete y regresamos a buscarlo para decirle que no era nuestra onda. Estoy seguro que no le pareció, pero como tal vez ya tenía el trato con Opción Sónica no pudo mandarnos a la verga.

…Que tiene se editó en CD y casete. ¿Qué salió primero?

Antes de ambos salió un digipack con un bebé de pelos parados tomándose una mamila, que era por la canción “Milk spikes”. El dibujo lo hizo un amigo de Jordi. Sacamos ese material de emergencia, porque Opción Sónica nos dijo que debíamos difundirlo. Regalamos como quinientos y ese digipack ahora está bien cotizado.

De las dieciséis canciones, ¿cuál es la que más te gusta?

De hecho, Marc quiso que quitáramos algunas, pero no le hicimos caso. Al final sacamos “Milk spikes” del CD, por eso sólo viene en el casete; quisimos guardarla para algún compilado. Y la que más me gusta es “Flash of hope”. Esa rola se la escribió Edgar a uno de sus primos que murió de Sida. Cuando se enteró le pegó bien cabrón.

“Milk spikes”, de adolescente, hacía que te sintieras parte de algo.

Le pusimos así por los morritos que se acercaban a la escena. Primero empezamos diciendo que tenían dientes de leche, pero como eran punks, entonces tenían picos de leche.

También destacaría “Till the end”, que tal vez signifique la amistad que hay entre ustedes.

Sí, cabrón. Esa canción en vivo era un chulada. Los de otras bandas y el público se subían al escenario y hacían coros. Se volvió un himno, pero curiosamente es de las que más me caga tocar.

Por último. ¿Qué piensas de que ya pasaron veinte años del lanzamiento de ...Que tiene?

Es algo muy loco, ha sido muy rápido todo, pero está bien chido que nuestro disco no haya quedado en el olvido. Platicar de todo esto se siente bonito.