Árido Reino

Lo que sólo las nubes adivinan mientras transcurren o ríen a carcajadas las moléculas

arcadio leos dársena

Arcadio Leos construye respuestas estéticas como resumidas crónicas, sus estancias y sus andares por el mundo se desbordan largamente en estos textos cortos que conforman Dársena, una especie de cuaderno de viaje, un tránsito de la emoción en bruto confusamente inmoral.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La luz destila

Basho dijo: “Un poeta no hace un poema, algo en él se convierte naturalmente en un poema”. Arcadio construye respuestas estéticas como resumidas crónicas, sus estancias y sus andares por Madrid, Tijuana, Barcelona, San Diego, Nueva York, Monterrey, Rosarito, Zaragoza, entre otras ciudades, se desbordan largamente en estos textos cortos que conforman una especie de cuaderno de viaje, un tránsito de la emoción en bruto confusamente inmoral. Hay una celebración en estos breves textos pero el autor no es impaciente. Las contradicciones de un decir que pretende desdecirse desde el alma, esa es la poesía de Arcadio Leos.

Ruge el hartazgo

La vida tiene un desajuste y Arcadio lo representa, es decir lo materializa generando secuencias verbales (quiero pensar que esa es una buena definición para una serie de haikus). Destaca a la humana precariedad en la pulsión de la escritura que se sitúa entre el alma y el cuerpo, relámpagos de sentido que aparecen y aparecen, (el libro lo conforman más de cien textos breves). Estamos irremediablemente condenados a la tarea de construir un mundo, en pequeñas o grandes piezas que se arman. Arcadio recolecta las piezas en sus andanzas, articulados sus testimonios. Entiende y nos hace entender que transcurrimos rugiéndole a los hartazgos y que esa es una manera de sobrevivir.

Inciso A

Aparecen a lo largo del libro ocho desdoblamientos donde se golpea a la redundancia, donde se dice lo importante porque simplemente no se dice lo importante y esto lo digo literalmente. Al desplegarse unas páginas que están numeradas con un inciso (29a, 33a, 35a, 61a ,73a, 95a,97a, 99a) se despliegan textos más abundantes tanto en la disposición tipográfica (márgenes,  caja, diseño), como en el contenido más experimental con el lenguaje. Pero hay que entender que el  concepto fundamental autentico y verdadero de la modernidad no es la revolución, sino la explicación (ahí cabe  la catástrofe, la imitación, la recombinación positiva de todo). Deletreos analíticos, traducciones de sueños, despliegues, desdoblamientos que permitan la disposición de tener la disposición de hacer intervenciones y transformaciones. Eso es el viaje, la felicidad es un viaje y Arcadio ya no narra ni el lector interpreta, ahora son compañeros en la travesía y qué mejor que un viaje para contarnos intimidades, para revelarnos secretos, para hacernos cómplices y compañeros de aventuras. Lo implícito, lo explicito cabe en la naturalidad de estos instantes y en la forma de observar. Esa observación en la que coincidimos.

Cortar el cable

Si colgar las líneas puntos signos de exclamación
ha jalado tanto que pospuse lo hermoso de tu cuerpo
no entiendo este cascar de rocas
escalofríos en la espina
brecha distinta
nuevo mar

Usted está aquí

Fluir, navegar, es reconstruirlo todo en el ritual del decir. El intento  de establecer una comunión materializada en un libro que es un viaje, en un viaje donde hubo libros y amores y tristezas y cuerpos amorosos y cuerpos tristes que se volvieron anécdotas en Dársena. La poesía de Arcadio, fortificada y generosa, es las ciudades que visitó, es las ciudades que habitamos, el lector está aquí, turista o no, forastero o no, recupera un sitio -su sitio- amparado en la poesía.

Momentos suspensos entre comillas

La obra de Leos se adhiere toda a las tensiones más esenciales que determinan la tarea de un poeta, son estas las fuerzas más secretas, las que convocan a todos los fantasmas materiales e inmateriales que conforman el corazón y el alma de quien canta, de quien escribe, de quien viaja por mar y tierra, y que construye puentes, andenes, dársenas para poder abordar y/o desembarcar, zarpar, llegar, despegar, aterrizar.

La poesía es una tarea especifica de alguien que asume a la vida con sus contingencias mundanas, y la traduce con el sentido preciso de que esa tarea es un rescate estos poemas alojan historias y en ellas nace la confirmación de que el equipaje en estas aventuras es el lenguaje, queda trazado en dársena el mapa poético que nos guía en el frágil carácter de los días, días que se alargan, que se detienen y se hacen eternos al recordar como transcurrimos mientras tanto.


Arcadio Leos
Dársena
CONARTE
2013