10 discos de la ‘nueva escena’ en Monterrey en 2020

El 2020, a pesar de la pandemia, fue un año muy activo para la nueva escena regia. Invitamos a Kevin Sepúlveda (del podcast La Dulcería) para que nos comparta sus 10 LP’s y EP’s favoritos hechos en Monterrey de este año que está por terminar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

10

Méne
La luz

Worldwide Records

La luz de Méne salió en una época en que la luz es precisamente lo que queremos ver ante tiempos tan difíciles. Méne ha pasado por muchas cosas en su vida y se pueden sentir en cada uno de los tracks del EP. En “Piedad” vemos un Méne con el corazón roto después de un adiós inesperado. Se siente como un joven Phill Collins con bases de trap y falsettos con autotune. “21 Miligramos” rompe con tabúes y hace referencia a la ingesta de medicamentos para contrarrestar problemas de depresión.

Muchos de los tracks de la carrera de Méne son tracks de desahogo, tracks que te ayudan a superar personas y malos momentos. Si estas pasando por momentos terribles en tu vida, La luz te ayudará a sentirte menos solo y a reconfortante con cuatro tracks que van desde trap, baladas de piano y reggaeton, o como Méne lo bautizo: perreo triste.

9

Kartoffel Clubé
Koala

Turista Universal

Marcelo y Kevin Josh forman Kartoffel Club, un proyecto musical que inició en las aulas del Tecnológico de Monterrey, y que a lo largo de casi cuatro años han estado experimentando diferentes sonidos y tocando en diferentes venues.

Este año nos deleitaron con dos EP ‘s: After School y Koala. En Koala podemos ver tres tracks y dos remixes, donde resalta el tema homónimo, una dulce canción que narra casi como una fantasía el encuentro con la mujer de sus sueños. El track va cambiando de tal modo que así como se sintió la fantasía, así quedo la fantasía, en algo imaginario.

Kartoffel Club tiene una gran audiencia. Al principio fue gracias a un track antiguo que tenían que apareció en una playlist de Lo-fi Beats y que les dio muchísimas plays. Sus tracks actuales fueron ya incluidos en playlists de varios géneros. Kartoffel Club son un proyecto al que hay que seguir la pista en 2021: son la mezcla perfecta de guitarras dulces, una voz con influencias del pasado y una producción vanguardista.

8

Gezzyboii
Tikitaka

Leclique Vibes

Este año Gezzyboiii nos dejo con Tikitaka una probada de cómo será su carrera musical en solista después de haber estado en una agrupación durante el 2019. Gezzy se desenvuelve con su crew “Los Niños D’Oro” como si fuera el Barcelona de Lionel Messi a principios de la década pasada.

La primera vez que escuche su música sentí como si tuviéramos nuestro Chief Keef regio, pero en realidad Gezzy es más que eso. Es uno de los talentos del trap nacional a los que hay que ponerle atención durante el 2021. Posee un flow temerario y sin pelos en la lengua, y unas letras sumamente explícitas con elementos que necesitábamos en una época en la que te cancelan por decir cualquier cosa. El gangsta rap es arte; no debería ser juzgado y no deberían de tomarse muy personal las letras.

Tikitaka son ocho tracks semi biográficos con letras explícitas y beats influenciados por la 808 Mafia y Zaytoven. Cada uno de los tracks tiene una vibra diferente, y en conjunto te deja satisfecho igual que el Barcelona de Lionel Messi, y ademas te deja con ganas de reventarlo a todo volumen en la camioneta. 

7

Cuislife
Cuis Lerda

No Pedí Permiso

Cuis Lerda es el ejemplo rotundo de superación. Alguien que inició hace casi cinco años con tracks muy rústicos y flows muy básicos que fueron evolucionando a lo que es hoy en día: un rapero de neta con un grupo de amigos talentosos en la mochila. Y es que Cuis no solo es rapero, también es el manager de la disquera No Pedí Permiso, llena de varios talentos como Nsqk, el productor Refugee, Maneyx , entre muchos otros.

En Cuislife Cuis narra los struggles de crecer y ver como tus amistades se están desarrollando en los ámbitos laborales y formando una familia, mientras uno le juega al artista. En “Nada” Cuis logra crear una canción perfecta de la mano de uno de los talentos de No Pedí Permiso, Riosse. “Nada” tiene una mezcla de letras duras , un estribillo contrastante y una orquestación con arreglos de cuerdas hechos vía Studio FL. Nos hace sentir como si Cuis y Riosse estuvieran en Bellas Artes con una Sinfónica a lo Frank Ocean en Jimmy Fallon cantando “Bad Religion”. Cuislife es el resultado de escuchar buen trap, hip hop y rap en los últimos cinco años y rodearse de talentos con carreras prolíficas.

6

Ochentay7
Trap House Vol. 1

Ochentay7 Records

Este compilado de siete tracks junta más de diez talentos nacionales e internacionales entre los que destacan Santa Fe Klan, Trainer, Tymo Benz, Magic Q, Malcriado, Lil Benjas, Jenn entre muchos otros. Ochentay7 es el alias que tomó Beatboy bajo su casa productora en donde experimenta diferentes corrientes del trap y logra transportarnos a escenarios malandros de la mano de todos los talentos a los que produce hoy en día. Entre ellos destacan el venezolano Trainer y la joven leyenda Santa Fe Klan, los cuales han de ser dos de los nombres con mas reproducciones dentro de este compilado.

Beatboy es un personaje sumamente interesante en la música urbana nacional. No solo produce a los artistas más pegados del momento a diario en su estudio, también posee un talento vocal innegable. Tiene un par de tracks con vocales suyos a dueto con Zizzy de Aquihayaquihay (“Cenizas”) y con todos los Aquihayaquihay (“Actitud”).

Trap House Vol.1 resume un 2020 lleno de trap y muchas aventuras que iniciaron en un campamento de escritura organizado por Beatboy en el mes de marzo donde reunió a más de 20 talentos y en el que probablemente hayan creado muchos de los tracks que estaremos zumbando el resto del año y principios del siguiente.

5

Sleepfairyxoxo
Fairyland

No Pedí Permiso

Ya hacía falta un artista con el anonimato de Burial, MF Doom o Aphex Twin dentro de la Escena Regia. Y es que Sleepfairy no es tu rapero clásico que desenvuelve en 808s, Sleepfairy es un personaje misterioso y a la vez pintoresco que habla de temas sentimentales como si se tratara de un revival de la escena de trap emo, pero muy a su propio estilo, ya que no aparecen gritos u otros elementos de este movimiento que salió entre 2016 y 2017 y del cual destacan (o destacaban) XXX Tentación y Trippie Redd.

Sleepfairy mezcla beats de videojuegos junto con efectos vocales que lo hacen sonar como si tuviera congestión nasal con autotune. Estos elementos lo hacen único y hasta le dan color a la misma escena , ya que no hay nadie que esté haciendo estos beats y esta combinación de letras emo y efectos vocales entre lo-fi y etéreos.

“No me digas sad boy e boy”, línea cantada por Cesxr dentro de “Me muero” resume muchos de los elementos de la estética que Sleepfairy adopta en sus letras. Fairyland se siente como si Clams Casino hubiese revivido a Lil Peep en una época en la que todos hablan de Tik Tok y de Ester Exposito.

4

Plastic Lover
Sueño en estéreo

Turista Universal

Sueño en estéreo es un viajesote a la colección de cassettes ochenteros de nuestros papas. Se pueden percibir muchas influencias desde artistas del movimiento Rock en tu Idioma, pasando por Mecano hasta influencias británicas como New Order. Todo con un toque actual, más moderno cortesia de Efraín y Alejandra Luna, dupla que hacen un complemento perfecto uno con el otro.

“Solo dime si vas a seguir siendo un lamento”, dice Efrain en el coro de “Monzón”, línea que me trajo vibras de Robert Smith, una canción perfecta de pies a cabeza: guitarras reverberadas, una letra real y con sentimiento, un coro pegajoso que se te queda pegado al subconsciente y un riff de guitarra que le da el remate al coro para quedarse ahí pegada en el subconsciente.

Sueño en estéreo se siente como descubrir el baúl viejo de ropa de tus papas y mezclarlo con tu clóset. Suena como la banda sonora para una película independiente coming of age mexicana para Netflix situada en el 2020.

3

Kiddie Gang
Vértigo

Finesse Records

Vértigo es una colección de tracks donde resalta cada uno de los miembros del Kiddie Gang como una versión ultra corta de Speakerboxxx / The Love Below de Outkast. En Vértigo podemos ver diferentes estados de ánimos y vibras que te hace sentir en diferentes planos.

En “Quiero ir”, Foudeqush toma protagonismo y nos hace sentir esperanza de poder encontrar ese bello amor en alguien. En “Máquina”, Lee Flame nos lleva hacia el pasado para mejorar una relación que en el presente prácticamente está prácticamente perdida.

Vértigo es el resultado de un par de años haciendo éxitos (“Morfina”, “Volando” y “Manson”) gracias a una dedicación ardua y el ver la música como un escape y no tanto como un trabajo. Vértigo quedará en la memoria de muchos como el despegue de la carrera de solista de varios miembros del Kiddie Gang.

2

Pirámides
Presentes oblicuos

Lanzamiento propio

Pirámides se ha ganado a pulso el título de mejor banda regia de los últimos años, y es que ya nos venían dando muy buena música desde el 2017 con su álbum debut Llovizna, cargado de psicodelia bajo diferentes recursos como guitarras acústicas y órganos en uno de los mejores materiales salidos de Monterrey en la década pasada. En Presentes oblicuos exploran una faceta más experimental que definitivamente le da un toque inesperado a este nuevo material. Elementos como loopers, relojes y delays le dieron ese toque atemporal que hace alusión a la idea de que la música es un juego de tiempo como ellos mismos lo describen en su feed de Bandcamp.

Presentes oblicuos carece de vocales y de una lírica en sí. Son pocas las líneas que se alcanzan a escuchar dentro de los tracks, algo que sin duda le da un toque especial a este material, ya que el énfasis en el tiempo y la perfección de la improvisación nos hicieron olvidar por completo de la necesidad de letras en la ejecución. El disco se siente como una instalación permanente dentro de nuestros subconscientes que nos recuerda la importancia del tiempo y de cómo la libertad para usar nuestro tiempo nos puede llevar a hacer cosas colosales como esta misma obra lo es.

1

Nsqk
Botánica

No pedí permiso

Hablar de Botánica de Nsqk me podría llevar horas y quizás hasta días. Un EP que aunque dura 15 minutos, quedará plasmado en la memoria de varios por muchos años. Pueden ir a mi conteo de mejores canciones del 2020 en La Zona Sucia y ver la historia completa de como descubrí que Botánica sería uno de los discos del 2020.

Durante el 2019 Nsqk formaba parte del dueto Southboys, que junto al productor y prodigio musical Refugee hicieron uno de los mejores actos en vivo en Monterrey durante el 2019. Botánica cuenta con cinco tracks en los que Rodri desarrolla sus sentimientos y los acomoda de tal modo que nos hace sentir de la manera más intensa cada uno.

Botánica inicia con “Árbol de manzanas”, un lamento con toques viscerales que nos hace sentir vivos y enamorados a la vez. Rodri elaboró “Árbol de manzanas” como si fuese una poesía escrita por Mario Benedetti. En “309” Nsqk nos hace sentir sumamente enamorados, nos hace pasar por un túnel y nos hace acabar saltando en su concierto, todo en la misma canción. En “(Aparece) De vez en cuando”, Nsqk nos pone melancólicos sobre la partida de su enamorada, con un aire de esperanza sobre su regreso y quizás lograr crear el estribillo más pegajoso en la historia de la Escena Regia.

En “Tonos de Azul” nos vuelve a ese mood de enamorado pero nos transporta a una etapa más madura de la relación que nos hace sentir como si estuviéramos bailando un vals con esa persona que tanto nos gusta en nuestras vidas en la boda de alguien más. “Para qué la hacemos de pedo” cierra el EP con una declaración sin vergüenza de Nsqk. Y es que a veces a muchos nos ha faltado agallas para poder hablar. No es fácil vivir en una situación donde se siente la química entre dos personas y nadie dice nada, ni da el siguiente paso. Nsqk lo hace ver muy fácil.

2020 fue el año de Nsqk. Este año colaboró con alrededor de ocho artistas y en cada dueto destaca y convierte la canción en un hit instantáneo. Sin duda, 2021 no solo será el inicio de una nueva década sino que también será el inicio de una generación que crecerá covereando los hits de Nsqk.