/

#Proust – Verónica Gerber Bicecci: “Hay que exigir justicia en este país feminicida”

Verónica Gerber Bicecci es una artista visual que escribe. Se graduó de la licenciatura en Artes plásticas de la ENPEG, La Esmeralda, y de la maestría en Historia del Arte de la UNAM. Hoy contesta el cuestionario Proust de La Zona Sucia

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Verónica Gerber Bicecci. Artista visual que escribe. Ha publicado los libros: Mudanza, Conjunto vacío (Premio Internacional Aura Estrada, Premio Cálamo Otra mirada, traducido al inglés por Christina MacSweeney), Palabras migrantes (bilingüe; traducido y comentado por Christina MacSweeney), Otro día… (poemas sintéticos) y La Compañía. Algunos de sus proyectos e intervenciones visuales más recientes son: el vocabulario b en Muca Roma, Ciudad de México; lamaquinadistopica.xyz en el Museo Arte Abstracto Manuel Felguérez, Zacatecas; y “el cuento curatorial”, en En el ojo de Bambi en Whitechapel Gallery, Londres. Fue editora en la cooperativa Tumbona Ediciones y tutora del Seminario de Producción Fotográfica del Centro de la Imagen. Actualmente forma parte del equipo docente de SOMA y es becaria del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA. Para conocer su trabajo visita su sitio web.

¿Qué detalle de la vida cotidiana es lo que más te irrita? 

El sonido del teléfono. La falta de perspectiva. La injusticia. No sé si estén relacionados.

Por el contrario, ¿qué detalle de la vida cotidiana es el que te hace más feliz? 

Las rutinas cotidianas. Por ejemplo: tomar un té negro al despertar. Encontrar espacios seguros donde compartir ideas.

¿Cuál es tu mejor momento del día? 

La mañana, sin duda.

¿Cuál es tu mayor miedo? 

Soltar, dejar ir.

¿Cuál consideras que es tu gran defecto? 

Muchos: soy controladora, malhumorada, nerviosa.

¿Qué es lo que más valoran de ti tus amigos? 

Habría que preguntarle a ellas.

¿Qué cosa te desagrada más de la gente que te rodea? 

La opacidad.

¿A qué persona viva y muerta admiras? 

A todas las jóvenes que están trabajando arduamente desde distintas trincheras o saliendo a las calles a protestar, a grafitear paredes y monumentos para exigir justicia en este país feminicida.

¿Cuál es tu mayor extravagancia? 

Me desconecto con facilidad de mi entorno y parezco desconsiderada. Por otro lado, escucho poca música, casi siempre trabajo en silencio.

Foto: Enrique Ortíz

¿Cuál ha sido tu mayor mentira? 

Decir que algo no me duele cuando sí me duele.

¿Te asomas al espejo y qué ves? 

Creo que sufro de disformia así que, ojalá, algo bastante alejado de la realidad.

¿Cuál es la cualidad que más te gusta en un hombre? 

Honestidad, inteligencia, consideración.

¿Y en una mujer? 

Honestidad, inteligencia, consideración.

¿Cuál es tu color favorito? 

El negro y el blanco. Últimamente también el amarillo y el verde.

¿Qué foto tuya no colgarías en casa? 

Ninguna de después de los 10 años.

¿Qué palabras o frases usas con demasiada frecuencia? 

“Changos” y “changoleón”, creo.

¿Cuál ha sido el momento más glorioso de tu vida? 

Sobreponerme a una enfermedad, propia o ajena.

¿Qué talento te gustaría tener? 

Saber programar y entender los mundos “invisibles” detrás de la tecnología.

¿Qué cambiarías de ti? 

Me gustaría sentirme más segura de mí misma.

¿Cuál ha sido tu mayor fracaso? 

No estar a la altura de una situación.

¿Si pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿qué serías? 

Un hongo.

¿Qué lugar te gustaría conocer? 

El desierto de Atacama.

¿Cuál es tu posesión más preciada? 

La salud.

¿Qué es para ti lo más profundo de la miseria? 

La falta de ética.

¿Cuál es tu ocupación preferida? 

Cuidar mis plantas o quedarme en la cama hasta tarde.

¿Cuál es tu comida favorita? 

Ceviche y variantes.

¿Cuál es la comida que más odias? 

Cualquier presentación de limón sintético (el natural lo amo) y las salchichas.

¿Quiénes son los escritores que admiras? 

Aquellos que se cuestionan más allá de los valores estéticos, los que piensan en sus medios de producción, en los contextos que hacen posible su escritura e intentan llevarla, de alguna manera, al límite.

¿Cuál es tu banda, cantante o grupo musical preferido? 

Nunca sé cómo responder a esta pregunta, ver respuesta a la pregunta No. 9.

Conjunto vacío (Almadía, 2015)

¿Con qué figura histórica te identificas más? 

La historia suele estar contada desde el patriarcado, me gustaría que comenzáramos a contarla de otra manera, que no sea a partir de “figuras” o “héroes”.

¿A qué personaje famoso te gustaría conocer y qué le dirías? 

Ver respuesta a la pregunta anterior. Cambiar “figura histórica” por “personaje famoso”.

¿De qué es lo que más te arrepientes? 

De no estar a la altura de alguna situación.

¿Te gusta algún deporte? ¿A qué equipo le vas? 

La natación.

¿Cuál es tu mayor adicción? 

El tamarindo, el chamoy, las papitas, y todos los diversos tipos de chuchulucos y menjurjes picantes.

¿Cómo te gustaría morir? 

En casa.

¿Cuál considerarías que es tu lema? 

Ninguno como tal, pero últimamente pienso mucho en ese que dice: “ni miedo ni esperanza” (Nec spe nec metu).