De la radio al 4K en la Copa del Mundo

La pregunta es si nuevas generaciones encontrarán igual de apasionante y placentero vivir un partido vía streaming o en 4K que estar en un estadio de futbol. Sólo el tiempo lo dirá.

Por: Emmanuell I. Solis

futbol uruguay 1930
Foto del partido Uruguay-Yugoslavia del Mundial 1930 – Revista Los Sports. Número 387. Dominio público, Foto: Wikipedia

Durante la primera Copa del Mundo celebrada en Uruguay 1930, las noticias del campeón anfitrión llegaron al Viejo Continente semanas después del suceso. Ni la radio ni la televisión fungían como cómplices de este deporte. Del Mundial del 34 hasta el del 50 los principales medios de difusión de resultados en los Mundiales eran la crónica radial y algunos archivos fílmicos.

Fue hasta Suiza 1954 cuando por primera vez se transmitió la señal de televisión con los partidos de la Copa del Mundo. Quienes tenían acceso a un televisor pudieron disfrutar en blanco y negro los partidos de aquel torneo en que Alemania derrotó a una poderosa Hungría en la final también conocida como el “Milagro de Berna”.

Los años avanzaron de la mano de la tecnología y llegó la hora del albergar la justa en casa, el Mundial del 70, el famoso “Mundial de la televisión”, llamado así por Televisa, que ya había sido participe de la transmisión de los mundiales en el continente americano y ahora lo hacía desde casa y a todo color para América y Europa. Todo el mundo vio al que muchos consideran el mejor Brasil de todos los tiempos, la máquina de fútbol comandada por Pelé y compuesta de Jarizinho, Gerson y Tostao, máquina que se coronó tricampeona del mundo en la cancha del Estadio Azteca.

Para esta edición de la Copa del Mundo Rusia 2018, la tecnología 4K ha llegado a casi todo el mundo y en la mayoría de los países se puede disfrutar de un partido como si estuviéramos en el mismo estadio. A la par de la tecnología en la televisión, llegó también el streaming, y en cotejos como el de México-Suecia los aficionados podían estar presentes en la tribuna pero con sus ojos en el celular siguiendo el Corea-Alemania. Encontrar en las tomas de televisión a miles de personas mirando su celular mientras hay un partido en juego en la cancha, es algo sin precedentes en la historia de las Copas del Mundo.

La gran cuestión es, ¿las nuevas generaciones encontrarán igual de apasionante y placentero vivir un partido vía streaming o en 4K que estar en un estadio de futbol? A quienes nos tocó estar en una tribuna sin señal wi-fi y hasta sin celular podemos deducir que no hay comparativa. ¿Sucede igual para quienes han crecido con un smartphone en sus manos e Internet en cada rincón? La velocidad de la red y por supuesto el del tiempo lo dirán.