“Isa Colibrí” o la voz como espectáculo

La obra musical de Jaime Lozano y Reynolds Robledo, que se estrenó durante el Festival Alfonsino de la UANL, es una extraordinaria suma de talento, expresividad e ingenio.

Por: Gabriel Contreras

isa
Foto: Alberto Barrera / Facebook de “Con amor… Isa Colibrí”

Con amor… Isa Colibrí es una obra teatral de carácter musical creada por Jaime Lozano y Reynolds Robledo.

Se presentó dentro del Festival Alfonsino UANL 2018 y posee una extraordinaria suma de talento, expresividad e ingenio.

La obra

Goza de una gran economía expresiva, una gran plasticidad en el área de la dramaturgia, y un poderío soberbio en el plano musical.

La partitura de Lozano nos deja ver a un autor maduro, inteligente, y virtuoso. Su manejo del combo jazzístico es de primer mundo, sus letras de un poderío que impone, y su capacidad para mezclar géneros y modelos no deja de sorprender al espectador.

El montaje

La dirección de esta obra, a cargo del mismo Lozano, nos revela su claridad y su experiencia en lo tocante al manejo actoral, la improvisación, la expresión corporal y la manipulación de objetos escénicos.

Queda más que claro el hecho de que Jaime Lozano es uno de los pocos grandes creadores de teatro musical en castellano en el presente siglo, razón por la cual sería imperdonable perderlo de vista.

La voz

Florencia Cuenca posee un timbre inconfundible y hermosísimo, un dominio escénico sólo comparable a las dimensiones de su carisma y su capacidad para hacer de la música narración y de la narración música.

Más allá de los nexos personales que pudiera tener con esta historia, el hecho es que se mostró absolutamente dueña de la interpretación de su personaje, sin desperdiciar un solo minuto.

El grupo

Altamira, Garagarza y Escobedo revelan que el teatro musical tiene una gran opción de desarrollo en Monterrey, ya que se cuenta, aquí, con profesionales -ellos son la muestra irrefutable- a la altura del mejor de los foros internacionales.