Machete, serie B de puro oro

Robert Rodriguez recupera películas de estilo Serie B, pero con actores y publicidad digna de las mayores producciones de Hollywood, y parece ser que es un sistema que resulta rentable.

Por: Luis Bernal

machete

Amigos, amigas, amigxs, hablar de Danny Trejo jamás será una pérdida de tiempo. El actor latinoamericano famoso por sus papeles de tipo rudo, asesino a sueldo o mafioso, el mismísimo Tortuga en Breaking Bad, es, digamos, el ejemplo de que grandes personajes pueden salir de lugares poco esperados. Fue Robert Rodriguez quien le dio una película a este peculiar actor.

Machete, el personaje que le da título a este filme, es un experto en cuchillos y para ser especifico, los de mayor tamaño. Pero es un federal mexicano que debe escapar de México porque un mafioso acaba de matar a toda su familia.

Antes de entrar de lleno en el argumento de esta cinta hay que hablar un poco del origen de este personaje, pues aparece por primera vez en un trailer ficticio al final de las películas Death Proof (Quentin Tarantino, 2007) y Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007), un proyecto de ambos directores llamado Grindhouse, donde buscaron recuperar el terror de Serie B. Pero en realidad el personaje existe desde 2001, cuando apareció en Spy Kids, del mismo Rodríguez, haciendo de tío Machete de los protagonistas, repitiendo en toda la saga.

Bien, después de escapar del Mextown Machete sobrevive como obrero ilegal en la frontera pero se mete en pedos gracias al plan que trae el asesor de un senador que es aliado de los mafiosos con los que ya traía bronca. En medio de todo tenemos a la hija del asesor que es una yonki, y a una especie de revolucionaria que ayuda a los migrantes a establecerse del otro lado.

Robert Rodriguez recupera películas de estilo Serie B, pero con actores y publicidad digna de las mayores producciones de Hollywood, y parece ser que es un sistema que resulta rentable. La parte floja de este tipo de filmes es que están dirigidos a un público muy concreto, y son pocos los que se atreven a ver estas películas a no ser que sea muy claro lo que van a ver, ademas de aquellos que les encanta la acción sea la que sea, pero a pesar de ello son películas con un guión y un argumento muy flojo, y si no fuera por los excesos en las escenas de acción no conseguirían demasiado público. Con excesos me refiero a la cantidad de salsa de tomate que sale al lado de cabezas que ruedan.

El reparto es digno de las mejores thrillers de acción del cine gabacho; además de tener a Danny Trejo, en la cinta aparecen Robert De Niro, Jessica Alba, Michelle Rodriguez, Jeff Fahey,además de la bella Lindsay Lohan. Y bueno, a pesar del reparto y lo divertido de esta película, debo aclarar que no es nada del otro mundo, Am Am y yo pasamos un buen rato la semana pasada viéndola. Pero lo que Rodriguez quiere que sea, un filme serie B, ¿lo consigue? Sí, sin problemas.

Machete es una cinta para los apasionados del estilo de Tarantino y Rodríguez. Este fin de semana deberían verla acompañados de su morro o morra, unas cervezas, shots de tequila cada que dicen “machete” y unos chicharrones de la Ramos para continuar con los lujos.

Best: Lindsay Lohan, Jessica Alba y Danny Trejo disfrutando en la piscina con música de Novalima.

También te puede interesar:


Robot Monster, el gorila extraterrestre más absurdo del mundo Esta es una de esas películas que sabes que si logras pasar de los 30 minutos ya lograste el objetivo, a partir de ahí todo será diversión.
Terrorvision: monstruos cósmicos salen de la TV Terrorvision vale la pena porque es una hija de su tiempo: ochentera, sin profundidad ni reflexiones sobre la humanidad. En lugar de ser cine de terror nos encontramos con una comedia súper exagerada de serie B.
Bad Taste: cine de autor en un McDonald’s interestelar El famoso director Peter Jackson debutó en el cine en el género gore, entregándonos una obra maravillosa, Bad Taste (1987), donde el desborde de ingenio, agudeza y creatividad sin ningún prejuicio buscó joder los moldes para hacer una cinta realmente...
Red Sonja: La de Schwarzenegger contra los monstruos Un filme en el que hay brujos, espadas, monstruos, pero donde todo es malo, triste, y todo el tiempo hay una sensación de que estás frente a algo que se pensó como una súper producción pero a muy, muy bajo precio.