Cinema yonke

“You (Us) Me”: un romance retorcido, perverso, casi perfecto

You (Us) Me (2013) es el primer filme del escritor y director Max Sobol, una pieza cargada de influencias de un montón de géneros: principalmente de las comedias románticas y de las películas de terror de bajo presupuesto, ofreciendo así una alta dosis de tensión y humor negro.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Dudes, llegó San Valentín y el Cinema Yonke hoy se viste de Cupido para traerles puro amor, políticamente incorrecto, potencialmente ofensivo, sí, de humor negro y algo perturbador, pero amor al fin. Ahí les va.

Edward es un asesino en serie ultra random, romántico, una versión aburrida del Patrick Bateman de American Psycho, bueno, este man pasa las noches acosando jovencitas en las áreas más oscuras y desiertas de Londres. Cuando Edward se prepara para enfrentarse a su última víctima, acaba impidiendo que Vivian se suicide, tras eso se enamora de ella. Este es el punto de partida de una relación bizarra en la que uno de ellos lucha por frenar sus impulsos asesinos y otra ha renunciado por completo a la vida, hasta el punto de pedirle que acabe con lo que ella parece incapaz de acabar. Este conflicto desesperado es la idea, la única, sobre la que avanza la película y lo hace de manera brillante.

You (Us) Me (2013) es el primer filme del escritor y director Max Sobol, una pieza cargada de influencias de un montón de géneros: principalmente de las comedias románticas y de las películas de terror de bajo presupuesto, ofreciendo así una alta dosis de tensión y humor negro. Aunque el montaje parece en ocasiones algo caótico y las actitudes de sus personajes quedan enclavadas en un mundo absurdo e hiperrealista, la película hace que uno se conecte con este romance paradójico y altamente ofensivo.

Edward y Vivian son totalmente disfuncionales individualmente, pero de alguna manera dolorosamente normales cuando están juntos; son una pareja completamente promedio, que se burlan de los hábitos de manejo, tienen relaciones sexuales aburridas y obligatorias, critican a los padres del otro. La sed de Edward por algún tipo de satisfacción emocional, previamente obtenida a través del asesinato, es suplantada por una satisfacción más prosaica con Vivian. Está tan contento con su nuevo estado, no puede conceder el único deseo de la mujer abrumadoramente infeliz: hacer lo que no puede y acabar con su vida. Ella se mantiene en una relación aburrida y sin salida esperando que valga la pena cuando él la mate. Es por eso que ella lo protege de la policía. Edward y Vivian son normales en su desviación, pinche pareja perfecta.

Amigos y amigas, véanla y gózenla, armen el combo de pizza y cerveza para darle paso al amor. Es cierto, puede que Sobol aún no tenga dinero y estilo para jugar al cine, pero es notorio que tiene una voz singular para contar historias. Incluso si no es del gusto de todos.

Best

Está llena de referencias del cine psycho-thriller y serial-killer.