/

#Proust – Alberto Chimal: “Rush para el intelecto y los Beatles para el corazón”

Alberto Chimal es narrador, dramaturgo y ensayista. Parte de sus libros han sido traducidos al inglés, francés, húngaro e italiano. Hoy contesta el cuestionario Proust de La Zona Sucia

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Alberto Chimal es narrador, dramaturgo y ensayista. Nació en Toluca, Estado de México, y realizó el diplomado de la Escuela de Escritores en la SOGEM y la maestría en Literatura Comparada en la FFyL de la UNAM. Ha sido profesor de distintas universidades del país y  colaborador de Arena, Casa del Tiempo, Crítica, El Ángel, Hoja por Hoja, La Jornada Semanal y Letras Libres. Becario del FOECA-Estado de México, 1994 y 1996, y del FONCA, 1997; artista residente en el Banff Centre for the Arts en Alberta, Canadá, 2002. Miembro del SNCA. Premio Nacional de Cuento Nezahualcóyotl 1996 por El rey bajo el árbol florido. Premio FILIJ de Dramaturgia 1997 por El secreto de Gorco. Premio Nacional de Cuento Benemérito de las Américas 1998 y Premio Kalpa 1999 por Se ha perdido una niña. Premio Nacional de Cuento San Luis Potosí 2002 por Éstos son los días. Premio Bellas Artes de Narrativa Colima para Obra Publicada 2013 por Manda fuego. Parte de sus libros han sido traducidos al inglés, francés, húngaro e italiano.

¿Qué detalle de la vida cotidiana es lo que más te irrita? 

La forma en la que estamos cada vez más incomunicados a pesar de tener tantos medios de comunicación.

Por el contrario, ¿qué detalle de la vida cotidiana es el que te hace más feliz? El poder estar con la persona que amo.

¿Cuál es tu mejor momento del día? 

Son dos. El desayuno con mi esposa y mis gatos, y luego el sentarme a escribir.

¿Cuál es tu mayor miedo? 

El dolor y la decadencia antes de la muerte.

¿Cuál consideras que es tu gran defecto? 

Tengo depresión. La controlo, pero realmente preferiría no tenerla.

¿Qué es lo que más valoran de ti tus amigos? 

La generosidad.

¿Qué cosa te desagrada más de la gente que te rodea? 

La estupidez.

¿A qué persona viva y muerta admiras? 

Viva, David Lynch. Muertas, muchas: Neil Peart y Terry Jones son las dos más recientes que llegan a esa lista.

¿Cuál es tu mayor extravagancia? 

Tengo una colección de efigies de Edgar Allan Poe.

¿Cuál ha sido tu mayor mentira? 

La que me digo a mí mismo todos los días para persistir.

¿Te asomas al espejo y qué ves? 

Una persona a medio despertar (o si es más tarde en el día, una persona con prisa, por lo general).

¿Cuál es la cualidad que más te gusta en un hombre? 

La sensatez.

¿Y en una mujer? 

También.

Cuál es tu color favorito? 

Azul.

¿Qué foto tuya no colgarías en casa? 

Está en Facebook y alguien podría encontrarla, así que no diré cuál es.

¿Qué palabras o frases usas con demasiada frecuencia? 

“Sí pues”.

¿Cuál ha sido el momento más glorioso de tu vida? 

Debe ser cuando hice traducción consecutiva de una conferencia del poeta Derek Walcott.

¿Qué talento te gustaría tener? 

La capacidad de relacionarme mejor con otras personas.O el poder de la teletransportación. Uno de dos.

¿Qué cambiarías de ti? 

La forma de mi cabeza.

¿Cuál ha sido tu mayor fracaso? 

Haber perdido la inocencia en la escritura.  

¿Si pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿qué serías? 

Un cometa de órbita enorme, sintiendo apenas pasar el tiempo en los bordes del espacio interestelar.

¿Qué lugar te gustaría conocer? 

Praga.

¿Cuál es tu posesión más preciada? 

Un ejemplar de El informe de Brodie de Borges, que está firmado por él para una persona que no soy yo, pero tiene mi nombre.

¿Qué es para ti lo más profundo de la miseria? 

La que viven muchísimas personas cotidianamente en un entorno en el que todo lo accesible está contaminado y/o existe para el beneficio de alguien más.

¿Cuál es tu ocupación preferida? 

Leer.

¿Cuál es tu comida favorita? 

El queso.

¿Cuál es la comida que más odias? 

La pata de puerco.

¿Quiénes son los escritores que admiras? 

Mario Levrero, Mircea Cartarescu, Angélica Gorodischer, David Huerta, Pascal Quignard, Edgar Allan Poe, Aphra Behn, Alan Moore, Verónica Murguía, Amparo Dávila, David Mitchell, William Blake, Christina Rossetti, tantos más…

¿Cuál es tu banda, cantante o grupo musical preferido? 

Rush para el intelecto y los Beatles para el corazón. 

¿Con qué figura histórica te identificas más? 

En días malos, con Boecio.

¿A qué personaje famoso te gustaría conocer y qué le dirías? 

A Boecio le diría que se escapó de lo peor. Y me gustaría conocer a un desconocido: el inventor del dinero, para partirle la boca a puñetazos.

¿De qué es lo que más te arrepientes? 

De no haber empezado antes, y con más decisión, la carrera de escribir.

¿Te gusta algún deporte? ¿A qué equipo le vas? 

En realidad, no me gusta ninguno. Le “voy” al Toluca, de futbol, porque nací en esa ciudad y vivía a quinientos metros del estadio.

¿Cuál es tu mayor adicción? 

Las malas noticias (por desgracia).

¿Cómo te gustaría morir? 

Sin darme cuenta.

¿Cuál considerarías que es tu lema? 

Perdurabo. (Según Aleister Crowley, la palabra significa “Persistiré”.)