La danza es una profesión y se puede vivir de ella: 24 años de Teoría de Gravedad.


Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Teoría de Gravedad nace en 1993 con el propósito de dar una alternativa de desarrollo a nuevas generaciones de bailarines que querían hacer sus propias creaciones. A lo largo del tiempo el trabajo de la compañía, sus formas y temáticas, han evolucionado porque la danza se nutre de la sociedad y ésta se encuentra en constante cambio.

Por: Homero Ontiveros

teoria de gravedad
Teoría de Gravedad – Danza de Asfalto y Madera – Festival Alfonsino 2017 de la UANL – 19 de mayo de 2017

De niños lo primero que aprendemos es a bailar pero en algún momento al crecer nos alejan de esta disciplina como si no fuera importante. La integración de los niños se hace a través de bailes pero en algún momento hay un quiebre.

Una encuesta realizada en el 2016 por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) sobre el tipo de eventos culturales a los que asisten las personas en México, arrojó que la danza cuenta con el porcentaje más bajo, apenas el 23.5 por ciento acuden a una función de esta disciplina. Es decir, de las diferentes disciplinas artísticas, la menos vista es la danza.  

Sin embargo, y a pesar de las estadísticas, la compañía de danza contemporánea Teoría de Gravedad, cumple 24 años de crear y promover este arte.

La celebración será con un espectáculo llamado 24 pasos, que son los años que cumplen , y el programa incluirá piezas de índole social como “Dónde esperan los ausentes”, que fue inspirada en los más de dos mil desaparecidos en el estado. Además, habrá musicalización por parte de Alan Alanís.

Teoría de Gravedad nace en 1993 con el propósito de dar una alternativa de desarrollo a nuevas generaciones de bailarines que querían hacer sus propias creaciones. A lo largo del tiempo el trabajo de la compañía, sus formas y temáticas, han evolucionado porque la danza se nutre de la sociedad y ésta se encuentra en constante cambio.

Pero, ¿cómo han sido estos 24 años? Aurora Buensuceso, quien está al frente de la compañía, responde:

“Ha habido de todo un poco: lleno de energía, entrega, compromisos y re compromiso. Hay muchas variantes, es decir, a veces estás arriba y otras abajo, algunas veces con beca y otras sin ellas, pero a fin de cuentas la fuerza y la dirección que queremos tener como Teoría de Gravedad es apostarle a la danza como una profesión porque es nuestro quehacer artístico. Es como un reto, a veces como un dulce amargo, pero importante y necesario para la comunidad.

Si es importante y necesario para la sociedad entonces la danza debe tener un aporte específico en la comunidad.

“La aportación de la danza es diversa: desde la invitación a la práctica para mejorar un estilo de vida, mejorar tu postura, levantar los hombros y mirar lo que está pasando y no andar cargando el peso de nuestra rutina en los hombros, luego eso no nos permite mirar hacia arriba. Por otro lado, como una profesión y como artistas, nosotros también estamos compartiendo nuestro trabajo poniendo nuestra versión sobre lo que está ocurriendo a nuestro alrededor a través de la danza y del arte. Nosotros probablemente no podamos arreglar el mundo pero sí podemos influir en otros y en nosotros mismos para generar pequeños cambios”, comenta Buensuceso.

No es fácil mantenerse todo este tiempo en una disciplina que no recibe todo el apoyo que necesita, pero para Aurora, la terquedad, la tenacidad y la constancia es lo que ha mantenido a Teoría de Gravedad activa durante todos estos años. Sí, algunas veces ha hecho falta más apoyo, sin embargo, el factor que los ha hecho salir adelante es adaptarse con lo que tienen y buscar el máximo de calidad.

A veces pudiera pensarse que la falta de atención del público es otro de los obstáculos para un mejor desarrollo. Buensuceso reflexiona: “Nosotros no podríamos pensar en estar completos si nuestras obras no son vistas por los espectadores”. Pero Aurora es positiva y su ecuación tiene lógica: “La verdad es que a lo largo de estos años mucha gente nos han visto. Hay un cierto público para la danza, la prueba está en que han aparecido más compañías y hay más oferta”.

Uno de los objetivos claros de Teoría de Gravedad es que otros bailarines, y nuevas generaciones, vean que sí se puede vivir de la danza,  hacer de ella una profesión digna y, como profesionistas, tienen el compromiso de dar el lugar relevante que le corresponde a la danza: “Todos estamos con el dedo en el renglón de seguir utilizando la danza como un medio de expresión”, menciona Aurora.

La encuesta del Inegi no resulta extraña si señalamos que parte de la sociedad ve disciplinas, como el teatro y la danza, con cierto miedo y distancia. “Creo que a veces uno mismo se ha puesto esas etiquetas de que se trata de algo difícil o solo para los que lo entiendan y no, es para el público porque nosotros hacemos esto para todos. No hay nada extraño en asistir a un espectáculo de danza, ningún requisito especial para disfrutarlo. Llegas, te sientas y te relajas, así como cuando te sientas a ver la televisión, y observas”, dice Aurora.

Actualmente cuentan con el apoyo del FONCA y la beca México en Escena, un incentivo de apoyo a grupos artísticos y, es gracias a ella, que se presenta este espectáculo de 24 Pasos el 18 y 19 de Noviembre en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

“Donde convergemos como compañía, es en esta amalgama de talentos y fuerzas de compartir con otros compañeros esta belleza que es la danza”, concluye la titular del grupo Teoría de Gravedad.