jaison neutra

El “resabiao” universo de Jaison Neutra

Jaison Neutra es un artista colombiano que irrumpe en la escena musical con Resabiao, su primer disco. Una producción llena de colores musicales donde la fusión latinoamericana se mezcla con el pop y unas melodías que fluyen como el caudal de un río.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Jaison Neutra es un artista colombiano que irrumpe en la escena musical con Resabiao, su primer disco. Una producción llena de colores musicales donde la fusión latinoamericana se mezcla con el pop y unas melodías que fluyen como el caudal de un río.

El suyo es el camino del cantautor, pero no el de la figura de bohemio y trovador, sino del que se da la libertad de crear distintos universos en cada una de sus canciones; el que igual se agarra de la cumbia como del son o del rock. Pero sí, siempre con la huella de su entorno. Por eso en sus canciones podemos sentir el viento que corre a la par del río Magdalena, porque su música es eso: un río que lleva en su corriente la voz cantante de Neutra. 

Pudimos platicar con él acerca de este su primer disco y esta es la charla que tuvimos.

Jaison, ¿cuál es la génesis de este disco, eran canciones sueltas que fueron apareciendo o se crearon pensando en un conjunto que formara el disco?

En realidad, yo escribí treinta canciones para este disco y junto al productor escogimos las ocho que tuvieran el mismo corte estético y que además se sintiera que había un hilo conductor entre ellas. La verdad es que este es el tercer disco que yo hago, pero es el primero que publico. Los dos anteriores los abandoné porque no me sentía cómodo con las canciones que estaba escribiendo; me sentía un poco inmaduro. Pero seguí trabajando hasta llegar a estas canciones en donde siento que tenemos un disco con un sonido que hemos trabajado y que es genuino. Creo que se trata de un ecosistema grande que se llama Resabiao donde habitan pequeñas vidas que son cada una de las canciones, y cada una de ellas está conectada en este ecosistema. No está pensado como algo conceptual, pero sí como una sola obra en su conjunto.

Ahora que mencionas ese ecosistema en que las canciones van conectadas entre sí, ¿cuál es el hilo conductor que las une?

Ese hilo es la sonoridad. Es decir, no están conectadas en su temática, pero sí en el color particular que le queríamos dar al disco mediante la instrumentación. Más específicamente con una percusión que usamos en el Pacífico colombiano y los trombones como actores fundamentales del sonido. Si te fijas prácticamente no hay batería en todo el disco, salvo en “Dulzor, y eso es porque buscábamos ser más creativos en la formula rítmica para que sonara a algo distinto a la batería. Entonces sí, el hilo conductor se encuentra en el sonido que conecta a las canciones y el tratamiento que se le dio para lograrlo.

Mencionas que ese ecosistema se llama Resabiao, que es el título del disco, ¿por qué el nombre?

Yo quería crear un disco que tuviera una identidad propia, casi que funcionara todo como un ente. A mi me encanta que al disco le llamen El Resabiao, como si existiera ese ser en verdad entre nosotros. Que le digan El Resabiao me parece una idea muy bonita. Si buscas la definición de pronto puede ser un poquito negativa (Dícese de la persona que siempre actúa de manera negativa y mala leche). Resabiao es un personaje que es el disco pero que también soy yo; un personaje de mi entorno, de mi ruralidad aquí en Barrancabermeja (Colombia) que hace las cosas a su manera, que ha aprendido él mismo. Pero etimológicamente he encontrado que resabiao puede ser “Re”, muy, y “sabiao” de sabio. O sea: alguien “muy sabio”. Digamos que es una persona terca que hace las cosas a su manera y al final termina saliéndole bien. Yo me identifico mucho con eso a la hora de hacer música. Imagínate, yo tengo 17 años haciendo música y apenas hasta ahorita hago mi primer disco; haciéndolo a mi manera y de una forma muy personal. Por eso pienso que el nombre queda muy adecuado.

Al escoger las canciones, y juntarlas, ¿qué querías transmitir, qué universo querías crear?

Es que precisamente Resabiao es el universo que quería crear. En otras palabras, quería crear un universo que ya está creado, que es mi entorno, donde vivo. Una zona rural. Una ciudad que puede ser terciaria o cuaternaria para el país de Colombia. Yo vivo alejado de Bogotá, y ni siquiera en Bucaramanga, que es la ciudad secundaria. Yo vivo más hacia afuera y prácticamente mi hábitat es más bien rústico, campesino, silvestre. Ese era el universo que quería crear y en esa dirección trabajé, con la idea de conservar todo ese ADN que me da mi entorno y creo que eso es lo que hace que este disco sea particular y estéticamente diferente. Acá por donde vivo pasa el río Magdalena, que es el río más importante del país y pues obviamente por ese río, y por ser esa ciudad un puerto, a mi me ha llegado información de mucha música. Por ejemplo: de la cumbia, que aunque es de la costa, a nosotros acá en el interior nos llega clarita. O la música andina, que también la tengo aquí cerquita. Pero sí debo decir que traté de mantener todo en su base tradicional. Es decir, dejé entrar un poco todo el pop y el rock que he escuchado, pero no a que entrara a contaminar ese sonido sino más bien a que le aportara. Ese fue el universo que quise crear.

Y ya por último, Jaison ¿cuál fue el aprendizaje en todo este proceso del Resabiao?

En realidad, todo fue aprendizaje porque es mi álbum debut y lo hice con mi mejor amigo en la música como productor; que además también es su debut produciendo. Él es guitarrista de una banda increíble de rock llamada Tres y Yo, que recomiendo le den una escuchada. Así que bueno, se trata de dos inexpertos haciendo un debut, él como productor y yo como cantautor. Así que imagínate todo el aprendizaje que tuvimos. He aprendido tanto que incluso creo ser una persona diferente a lo que era hace un años y medio o dos años, dentro de mi carrera musical. He aprendido a confiar en los amigos cuando se trata de algo tan divino para uno como la música y el hacer canciones; aprender a soltar, a dejar ir las canciones. Porque creo que a éstas hay que abandonarlas porque si no uno no termina con ellas.