tarifeño

#Proust – Leonardo Tarifeño: “Hay que hacer algo para no hacer nada

Leonardo Tarifeño es cronista, crítico literario y DJ. Es autor de Extranjero siempre. Crónicas nómadas (2013) y de No vuelvas, crónica sobre los deportados mexicanos que llegan a Tijuana (2018). Hoy contesta el cuestionario Proust de La Zona Sucia

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Leonardo Tarifeño es cronista, crítico literario y DJ. Vivió y trabajó como reportero y editor en Barcelona, Budapest, Río de Janeiro y Buenos Aires. Fue coeditor de la revista cultural El Ángel, del periódico Reforma, y artículos suyos han aparecido en la edición argentina de la revista Rolling Stone, el diario La Nación, Gatopardo, Letras Libres, Esquire y el suplemento cultural Confabulario, del periódico El Universal, entre otros medios.

Es autor de Extranjero siempre. Crónicas nómadas (2013) y de No vuelvas, crónica sobre los deportados mexicanos que llegan a Tijuana (2018). En Let’s talk about your wall! (2020) participa con la crónica “Back to Tijuana”.

¿Qué detalle de la vida cotidiana es lo que más te irrita?

Trato de no irritarme y menos aún por detalles. 

Por el contrario, ¿qué detalle de la vida cotidiana es el que te hace más feliz?

Llevarle el café de la mañana a mi mujer. Jugar con mi gato. Pero no son detalles. 

¿Cuál es tu mejor momento del día?

Cuando apago la compu y el celular. 

¿Cuál es tu mayor miedo?

La tristeza sin fin. 

 ¿Cuál consideras que es tu gran defecto?

Tomarme en serio lo que no tiene ninguna seriedad. 

 ¿Qué es lo que más valoran de ti tus amigos?

Que me quedo hasta el final de la noche. 

 ¿Qué cosa te desagrada más de la gente que te rodea?

Ver que comparto sus defectos. 

 ¿A qué persona viva y muerta admiras?

Vivo, a nadie. Muerto, a Muhammad Ali. 

 ¿Cuál es tu mayor extravagancia?

Sentirme extraterrestre. 

¿Cuál ha sido tu mayor mentira?

Hacerme pasar por terrícola. 

 ¿Te asomas al espejo y qué ves?

A un viejo amigo.

 ¿Cuál es la cualidad que más te gusta en un hombre?

La complicidad.

 ¿Y en una mujer?

La forma de querer. 

 ¿Cuál es tu color favorito?

Negro. 

 ¿Qué foto tuya no colgarías en casa?

Ninguna. 

 ¿Qué palabras o frases usas con demasiada frecuencia?  

“Malditos”.

¿Cuál ha sido el momento más glorioso de tu vida?

El día que me fui de la casa de mis padres. 

 ¿Qué talento te gustaría tener?

El de enriquecerme. 

 ¿Qué cambiarías de ti?

Mi hígado. 

 ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?

No reírme de los fracasos. 

 Si pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿qué serías?

Ya reencarné y no salió bien. 

 ¿Qué lugar te gustaría conocer?

La bolsa de mi mujer. 

 ¿Cuál es tu posesión más preciada?

Mis recuerdos. 

 ¿Qué es para ti lo más profundo de la miseria?

El odio. 

 ¿Cuál es tu ocupación preferida?

No hacer nada. Pero, como decía mi padre, “hay que hacer algo para no hacer nada”.

 ¿Cuál es tu comida favorita?

Todo lo que tenga carne.

¿Cuál es la comida que más odias?

Toda la que me hace daño pero me gusta demasiado. 

 ¿Quiénes son los escritores que admiras?

No sé si admirar es la palabra. Me gustan cosas de unos y de otros, nunca la obra entera. También depende mucho de la época. Me encantan algunos libros de Emmanuel Carrère, otros de Imre Kertész, muchos de Raymond Chandler. 

 ¿Cuál es tu banda, cantante o grupo musical preferido?

James Brown. 

 ¿Con qué figura histórica te identificas más?

Con Diego Maradona. 

 ¿A qué personaje famoso te gustaría conocer y qué le dirías?

A Cindy Crawford. Aunque no tengo nada que decirle. 

¿De qué es lo que más te arrepientes?   

De los excesos de confianza.

 ¿Te gusta algún deporte? ¿A qué equipo le vas?

Me gusta mucho el futbol y soy hincha de River Plate. 

 ¿Cuál es tu mayor adicción?

La música disco. 

 ¿Cómo te gustaría morir?

Ahogado, tras salvar a Kate Winslet del naufragio del Titanic. Pero como creo que esa opción ya está ocupada, no me gustaría de ninguna otra manera. 

 ¿Cuál considerarías que es tu lema?

“Should I stay or should I go?”