107 faunos

107 Faunos – El ataque suave


Primavera Labels
Argentina
2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

RESEÑA

Un plan para que la fantasía no acabe (y la juventud sea eterna)

Cada vez que me acercó al cancionero de la banda de la ciudad de La Plata siento que lo que hacen alcanza el mismo grado de pureza del arte de Daniel Johnston; sobra espontaneidad, falta de poses, ganas de decir las cosas tal como son y luego dejar que el arte musical brote libre y juguetón. Si es que existe alguna esencia verdadera en el indie, los 107 Faunos la conocen y recurren a ella.

No voy a mentirte más… esta canción no va a arreglar nada”… cantado por una voz nada virtuosa que podría la de cualquiera. Tan representativa frase viene en “Recuerdos de ya”, el primer tema de El ataque suave, el que es ya su sexto disco -¡como vuela el tiempo!- y que supone un salto exponencial, pues no lo editan bajo Discos Laptra -que es su casa- sino que fue acogido por el sello propiedad del Primavera Sound, ese culmen de los festivales mundiales.

Con cada nueva entrega nos preguntamos varias cosas mientras suena la banda: ¿Cuánto dura la juventud? ¿Se puede oler siempre a espíritu adolescente? Ante un rock en apariencia tan básico, ¿de dónde es que brota tanta magia?

Y es que sus canciones son absolutamente directas y conectan con ese joven que deseamos ser por siempre; se trata de un deseo romántico vuelto postales sonoras que son, además, capítulos de nuestras vidas acompañados por guitarras distorsionadas. A los Faunos les encantan las melodías pop y las usan y otra vez para dotar de encanto a composiciones como “Se siente así”.

Yendo a la parte formal habría que mencionar que las 13 canciones que ahora entregan están estrechamente vinculadas con las que constituyeron su disco pasado, el extraordinario Madura el dulce fruto (2018). Forman parte del mismo impulso creativo, y ahora son ya una mancuerna indisoluble. La banda luchó mucho por destacar y hasta estuvieron a punto de dejarlo; es innegable que el éxito internacional de Él Mató a un Policía Motorizado hizo que mucha gente volteara hacia el indie argentino y encontrará que había otras joyitas esperando para ser pulidas y montadas (Bestia Bebé, Mi Amigo Invencible).

Una vez más acuden a ese amor por Pavement en “Pterodáctilo plano”, al que agregan un xilófono que es pura nostalgia juvenil; quizá sea su tema con letra más alucinada y con algo de psicodelia, que agrega algo novedoso a su sonido. Mientras dejan que el bajista se luzca en “El baile del fantasma” (extendida de su álbum anterior en el que era una intro ruidosa y breve). Destaquemos que también existe “Sedán discreto”, que adelantaron el año pasado y que ya ha conectado con las escapadas en auto de sus seguidores. 

En El ataque suave permanecen las cosas que ya sabían hacer bien y podemos regodearnos en ese grito de: ¡indie, indie, indie! Sólo que ahora permitieron que el baterista se explayara y golpeara con fuerza. Al final, ellos supieron colocar una pregunta fundamental en la pieza que cierra: “¿Quién tendrá un plan para cuando la fantasía se acabe?”.