Amara La Negra – Unstoppable


BMG
Estados Unidos, República Dominicana
2019


Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
You are not my man but I better not catch you cheatin’ on me.
We’re not together but we got an understanding.

Diana Danelys De Los Santos, natural de Miami Florida (paisana de Roberto Carlos Lange) es un personaje del que pueden y deben esperarse grandes cosas. Amara estrena disco este año, un producto corto y puntual, appealing y ligero, sin meterse en problemas, comprometerse o hacer grandes apuestas. Quizás un atisbo de cosas por venir.

Y no es que sea un producto que valga menos la pena o falle en indicarnos los temas interesantes que ciertamente hay. Más bien es que llevamos siguiendo a Amara un par de años ya, y quizá personalmente esperaba algo más parecido a la candela y carisma de los singles que ha entregado antes, y que la ayudaron a colocarse en la conversación musical, tanto como en la conversación sobre hispanidad y negritud (¡y hasta en el club de los celebrities que bailan en la tele!).

Y precisamente Unstoppable me suena como a un primer intento, o una apuesta a largo plazo por el desarrollo y la busqueda del character de Amara, quien ciertamente muestra a través de sus siete temas una comodidad para jugar con el code switching, el dembow y el dancehall. Y posiblemente el objetivo del disco fuera un ensayo para mesurar qué tanto de Janet Jackson y qué tanto de Gloria Estefan ya hay en la herencia creativa de Diana y a donde más se puede mirar y mover.

Se me ocurre preguntarme por la opinión que ella y su equipo tengan de Irene Cara, La India o Chocquibtown (towntown), pero sobre todo me gustaría que la ex-Miss Chiquitita de Sábado Gigante participe con propio peso (que sabemos que tiene) en el rompecabezas que está armándose ya con propuestas como las de Rosalía y Anitta (solo para empezar); y en la discusión acerca de lo urbano, lo latino (lo hispanglo), lo no-blanco y lo femenino en la música de los jóvenes (sí, todo eso). Y de los jóvenes de corazón, experimentados en la juventud, como un servidor.

Como sea, “Celebrá” es un inicio prometedor, una gran primera impresión para un ensamble que, canción a canción, como página a página, se va dirigiendo a lo que parece será, guiado por el estilo de Amara. El disco cierra con tres temas clave: “Understanding”, “Not Tonight” e “Insecure” (quizá la mejor, y convenientemente la final), que muestran a Amara saliendo un poco del lugar común del pary o el antro, explorando un sonido de pop urbano, más dirigido a tocar y relacionarse con las fibras emocionales de las latinegras que cantan en español, inglés y spanglish en cualquier latitud. Personas que, al final, bailan y se afligen por lo mismo que todas las demás.

Y bueno, al final, el imparable de Amara sigue siendo una afortunada decisión para los viajes y trayectos cortos, para hacer el quehacer (si toma más que el disco, algo se puede hacer mejor, como poner otro álbum) y/o para los viernecitos godínez (forma en que se refiere al cierre de semana entre trabajadores de oficina mexicanos) o como sea que se les refiera a los weekdays y a los oficinistas en Miami, y a las comunidades afrolatinas en los Steits, el Caribe e Iberoamérica. Pago por ver a Amara convertida en un clásico, o mínimo en el proceso, bailamos todos, aunque sea en el andén del metro.