Canciones en el sótano

Woody Guthrie le dijo a Bob Dylan que tenía una caja llena de canciones y poemas inéditos a los que nunca se les había puesto música. Esa caja se encontraba guardada en el sótano de su casa en Coney Island y nadie sabía de su existencia. ¿Qué hubiera pasado si Dylan daba con ese material?

Por Homero Ontiveros

guthrie
Woody Guthrie. Foto: Robin Carson (Woody Guthrie Archives)

Es bien sabido que la gran influencia de Bob Dylan fue el cantautor Woody Guthrie, quien a través de sus canciones hizo retratos precisos y plurales de la sociedad norteamericana. No por nada su canción “This land is your land” está considerada por muchos la canción folk más importante de todos los tiempos.

En la última etapa de su vida, Guthrie estuvo internado en el Hospital Greystone de Morristown, New Jersey, donde comúnmente Dylan acudía a hacerle visitas para platicar con él y cantarle algunas de sus canciones, que Bob se sabía muy bien. Todo sin que los demás supieran que quienes se encontraban ahí en ese hospital eran un valuarte de la música norteamericana y un futuro símbolo de toda una generación; juntos, acompañándose con canciones.

En una de esas visitas Guthrie le dijo a Dylan que tenía una caja llena de canciones y poemas inéditos a los que nunca se les había puesto música. Esa caja de textos escritos por él se encontraba guardada en el sótano de su casa en Coney Island y nadie sabía de su existencia. Probablemente en un intento de darles vida antes que la suya terminara, Woody dio permiso a Bob para que fuera a su hogar, hablara con su esposa e hiciera algo con todo ese material guardado. Dylan acudió a la casa pero no encontró a Margie, la esposa de Guthrie y ante la incomodidad de la niñera, decidió no esperar y marcharse.

40 años después todo ese material cayó en manos del cantautor inglés Billy Brag y la banda de Chicago, Wilco, quienes realizaron un disco llamado Mermaid Avenue, donde ponen música a los escritos de Guthrie y les dan vida, aunque no muchos sepan que se trata de un cancionero fundamental en la historia de la canción folk norteamericana, solo por tratarse de canciones compuestas por el más importante de sus cantautores.

¿Qué hubiera pasado si Dylan daba con ese material? Cuando esa visita ocurrió Bob aún no componía sus propias canciones ni era famoso, él seguía interpretando las composiciones de otros. Cantar esas canciones escondidas, ¿habrían retrasado la idea de componer las suyas? No es descabellado pensar que el futuro de Dylan tuvo que ver con no encontrar esos textos de Guthrie, situación que sí ayudó a Wilco pues con el tema “California Stars” logró llamar la atención de un público y de una industria que antes no tenía. Tuvieron que pasar esos cuarenta años para que esas canciones afectaran el rumbo de alguien y formaran parte del soundtrack de muchos otros, ya que el proyecto de Mermaid Avenue se extendió a tres discos.

En el 2015 aparece un proyecto llamado The New Basment Tapes, una especie de súper grupo lidereado por Elvis Costello donde participa gente de My Morning Jacket, Mumford & Sons y Carolina Chocolate Drop, entre otros, bajo la producción de un peso pesado como lo es T Bone Burnett. Este proyecto está basado en una serie de textos que Bob Dylan escribo entre 1966 y 1967, los cuales fueron musicalizados y terminaron, igualmente, guardados en un sótano. Este material sería descubierto y propuesto a T Bone para grabarse y convertirlo en un disco llamado Lost in River.

Llamar a la banda de este modo fue porque dicho material fue compuesto en el mismo lugar y época en que se realizó lo que después se conocería como The Basment Tapes, uno de los discos principales de Dylan, solo que vio la luz 48 años después, de la mano de voces jóvenes con alguien más experimentado, Costello, al frente.

Guthrie dejó canciones y poemas en un sótano que fueron musicalizados muchos años después; con Dylan ocurrió algo similar: guardó textos en un sótano y éstos fueron usados más de cuarenta años después. Dos hechos que no son coincidencia cuando demuestran que las grandes canciones no son exclusivas de una época ni pierden su fuerza, así sean escuchadas por primera vez luego de tanto tiempo. Son tan solo canciones en el sótano esperando ser encontradas y escuchadas. Al fin cada uno tiene su propio sótano.