/

Kate Tempest y el amor como una trampa autocreada

The Book Of Traps And Lessons es el nuevo disco de la británica, que navega entre las aguas del hip hop, el spoken word y la literatura. Tempest no deja de observar atentamente al mundo y a la gente, y así poder narrar sus crueldades, injusticas, contradicciones y continuas trampas.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Ella tiene toda la culpa de traer a colación al escritor neoyorquino E.L. Doctorow, pues admira de su obra que cada página te da un fuerte puñetazo, y por supuesto, también encontró espacio para decir algo coherente sobre el amor: “El amor en manos de los platónicos está más seguro y tiene menos problemas, nunca hace falta corregirlo, se ve uno fijo en el firmamento y nada puede quitarle de allí”.

Kate pudo quedarse ahí, contemplando en lontananza, pero la agitada vida londinense –en especial la del barrio de New Cross- le puso delante a una mujer de la que quedó colgada. La artista, tan reconocida no sólo en la música sino también en el teatro y la literatura, se volcó sobre composiciones apasionadas que dieran cuenta del momento que estaba viviendo y así surgieron versos ardientes: “Love is an endless sky/ An endless cliché that imagines itself to be deep revelation/ An open face, n open palm, n open plain/ All open/ The more that we close it the less that we know it”.

No tardó en concluir: el amor es una trampa autocreada; y necesitaba una especie de manual que lo explicara todo. Por eso es que surgió The Book of Traps and Lessons, y un tema como “I trap you”, de donde proviene el fragmento anterior. Y el título no puede ser más representativo, dado que se trata de un libro de poemas que se escucha y donde la música está más acotada que nunca en su carrera. Ella tiene la culpa de su grandeza y sólo dice sus textos con precisión letal, sin emocionarse más de lo que necesario. Esto no es recitación sino poesía pura.

Ella sabe que no puede dejar de ver el celular 17 veces en un minuto y nos lo cuenta –es una mujer enamorada-, pero también una artista que a sus 35 años ya fue finalista del Mercury Prize, ganadora del premio Ted Hughes a la innovación en poesía y, casi nada, miembro de la Real Academia de Literatura. ¡Vaya talento desbordante!

Por ello, no deja de observar atentamente al mundo y a la gente, y así poder narrar sus crueldades, injusticas, contradicciones y continuas trampas. Ella debe asimilar todas esas lecciones desde las distancias cortas. No deja de ser implacable con los villanos del presente, pero ahora también se ha atrevido con todos esos sentimientos que se le agolpaban debido a su intensa experiencia amorosa; de ahí la belleza de una pieza como “It’s firesmoke”, que tiene de fondo un teclado tabernero sobre el que ella suelta versos tan llegadores como: “So go on, give me three days of your body and mine/ Time is a blind eye and I see your mind in my mind’s eye/ You make me inmortal”.

Si ella colocó la trampa del amor… disfruta de haber caído presa. Va a su propio aire, pues sabe que su obra es sólida y trascendente. Del lado de la literatura le asisten trancazos como Cuando la vida te da un martillo y Mantente firme, mientras que en la veta musical sobresalen Everybody Down (2014) y Let Them Eat Chaos (2016), una galería de personajes desesperados que comparten el mismo edificio, pero experimentan distintas angustias.

En The Book Of Traps And Lessons (Republic Records) hay que concentrarse en la voz y sus espacios; ella desmorona la vida y nos entrega las moronas… nosotros somos sus palomas. Ya desde la inicial “Thisty” no se guarda decir que estamos: “desesperados por ternura”. Los dardos envenenados dan en el centro de la diana de lo que somos.

Casi resulta anecdótico que el legendario Rick Rubin se ocupe de las labores de producción; aquí muestra un lado minimalista que no le conocíamos y no le incomoda mostrarse apenas como una figura huidiza en esos 45 minutos de flujo verbal e inspiración. El genio se contiene y ella sabe como retratar a la gente de hoy: “Nuestros compañeros no nos conocen / nuestros familiares son extraños / nuestros amigos nos ponen nerviosos”, deja ir en la brillante “All Humans Too Late”.

Quien espere hip hop, grime o música desbordante se sentirá decepcionado; es una obra de arte para iniciados, ni duda cabe. Kate seguirá explotando sus poemas de diversas maneras –como sonido o en papel-, adaptando obras de teatro de tiempos romanos y experimentando con la condición humana vuelta arte. Se siente cómoda en un sitio como New Cross, desde donde encuentra frentes para las causas sexuales y sociales y la búsqueda de la convivencia multicultural y étnica. Ella no tiene miedo a seguir dando la batalla: “He luchado mucho, pero ha sido una lucha hermosa, que me ha llevado a ser quien soy, y me siento agradecida por lo que he vivido, me gustan los desafíos”. 

En el margen:

Kate Tempest
Cuando la vida te da un martillo

Sexto Piso, 2017

La artista cuenta que escribir esta novela representó un punto de inflexión en su vida y una liberación creativa; un libro vibrante.


Ghostpoet
Dark Days + Canapes

PIAS, 2017

Un creador británico dedicado a entreverar un flow narrativo sobre fondos musicales de electrónica oscura salpicada de jazz.


Sound of Rum
Balance

Sunday Best Recordings, 2011

Es interesante rastrear sus orígenes y revalorar el disco que Kate grabó como parte de este grupo en 2011. Sus fraseos comenzaban a tomar rumbo.