Lo que muchos no saben del ska

Mucha gente piensa que el ska es uno solo y que todo es igual. Aún y cuando en Latinoamérica ha tenido una presencia bastante fuerte, hay mucho desconocimiento sobre este tipo de música, ignorando toda la historia y cultura que hay detrás.

Por:

COMPARTE ESTA NOTA:

El fin de semana pasado asistí al festival Ska Wars, un festival que se hace en Monterrey con la idea de presentar algunas de las propuestas más importantes de este género a nivel mundial. Ahí, quedé gratamente sorprendido por la banda italiana The Bluebeaters, quienes mezclan el ska tradicional con la música soul, tomando algunos temas clásicos del rhythm and blues y versionándolos.

Mientras veía impresionado la soltura del vocalista, una especie de soul man del ska, y la limpieza con la que ejecutaba el grupo su música, me preguntaba cómo era posible que poca gente supiera de ellos y muchos otros se perdieran esta presentación, ya que estamos hablando de uno de los grupos más importantes de este género a nivel mundial.

Pero sucede que mucha gente piensa que el ska es uno solo y que todo es igual. Aún y cuando en Latinoamérica ha tenido una presencia bastante fuerte, hay mucho desconocimiento sobre este tipo de música. No solamente por una parte del público, sino incluso por una gran parte de los músicos, ignorando toda la historia y cultura que hay detrás.

Por ejemplo, muchos no saben que primero nació el ska, después el rocksteady y entonces el reggae a partir de estos dos. Que en sus inicios la formación y estructura de la música estaba influenciada por el jazz de las big band y tratando de emular a estas es que se originó, por eso es que los músicos salían a tocar en traje. Que hay muchas piezas instrumentales que siguen los patrones del jazz donde la improvisación es parte fundamental y que ha habido músicos de ska como Ernest Rangling, Jackie Mitoo, Tommy McCook o Don Drummond que han sido venerados por otros grandes músicos.

Muchos de los standars del jazz fueron llevados hacia el terreno del ska. Y no solo eso, sino que cantantes jamaicanos hicieron que el soul también se abrazara con la música de Jamaica y crear una música tan excepcional como el rocksteady, un género que usa un tempo medio entre el ska y el reggae. Lo más interesante de esto es que sí lo hemos escuchado, y gusta mucho, pero no sabemos de lo que se trata. Un ejemplo: “Calaveras y Diablitos” de los Fabulosos Cadillacs, por citar algo sumamente conocido.

Después de la primera ola, que se dio en Jamaica, llegó una segunda cuando el ska se encuentra con el punk y el rock en Inglaterra, entonces nace la era Two-tone con grupos como The Specials, Madness y Selecter creando toda una cultura alrededor de esta música. Luego la tercera ola ocurriría en Estados Unidos de la mano del sello Moon Ska Records con bandas como The Toasters, Let’s Go Bowling, Scofflaws, Hepcat y muchos otros.

La cuarta ola rompió en Latinoamérica, siendo México uno de los países que ha tenido un movimiento fuerte, y a la par, se ha dado una movida de revivial del ska como del rocksteady.

Grupos como Fabulosos Cadillacs, La Maldita Vecindad, Los Pericos, Los Auténticos Decadentes, Panteón Rococó o Inspector, es lo que más se conoce de ska, pero no lo es todo ni es lo único. Además de que la mayoría de estos grupos utilizan ese tipo de música sólo como un elemento más de una propuesta que abarca distintos géneros fusionados.

Entonces tenemos que existe el ska fusión, que amalgama muchos ritmos latinos como las bandas mencionadas, pero también el ska jazz, como lo hace The Skatalites, The New York Jazz Ensemble, Eastern Standard Time o la Tokio Ska Paradise Orchestra, entre algunos otro. El ska soul como The Bluebeaters, Toots & The Maytals, Steady 45- que también estuvieron en el Ska Wars-, The Gramophone All Stars y más. El ska punk y ska core con grandes representantes como Voodoo Glow Skulls y Mighty Mighty Bosstones y así prácticamente se pueden ir encontrando lazos de este tipo de música con muchos otros géneros musicales, incluso hasta con la electrónica.

Mientras escuchaba a los italianos tocar uno de los sets más espléndidos y exquisitos que he escuchado en vivo, pensaba en cuánta música se pierde la gente por no conocerla y sí, también, por lo prejuicios musicales. Así que pensar que el ska en un solo, y que todo es lo mismo, es no conocer realmente este tipo de música.