martin thulin

Martin Thulin: un diálogo esperanzador con la muerte

Tras siete años de haber publicado su primer disco como solista, el músico mexicano presenta Into The Light, marcado por los sucesos del sismo de 2017.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Martin Thulin es uno de los músicos mexicanos más prolíficos de las últimas dos décadas, desde su paso por Los Fancy Free y Exploded View (junto a Anika y Hugo Quezada) hasta su labor como productor de importantes discos de la última década.

Tras siete años de haber publicado su disco I´d rather be a transparent than a shadow in the dark, Thulin presenta su disco Into The Light. Este lanzamiento marca su segundo álbum como solista, donde hace una reflexión sobre la muerte, con una base de sintetizadores y psicodelia.   

El disco fue editado el pasado mes de septiembre en formato de vinil. Into the Light es una propuesta ideal para calmar la ansiedad que suele presentarse en estos momentos de encierro. Además, es un disco marcado por la experiencia del sismo de 2017, que sacudió a la ciudad de México, de donde tomó historias y reflexiones sobre la frágil relación de la vida y la muerte.  

Conversamos con el músico chilango de ascendencia sueca para conocer detalles de este lanzamiento.

Tras siete años de publicar I´d rather be a transparent than a shadow in the dark, sacas un segundo disco. ¿A qué se debe todo ese tiempo?

Se ve como si hubiera sido una larga pausa, es que justo en esos años se grabaron cosas para dos discos de Los Fancy Free, que todavía no termino. ¡Imagínate! Pasa que pasa la vida y te das cuenta que pasan los años.  Por 2014, algo así, tocamos con Anika y ahí se hicieron estas grabaciones que se volvieron en el primer disco de Exploded View. La verdad es que a partir de ese momento y hasta hace un año estuve ocupado. O sea, no tuve un segundo para hacer otra cosa, estaba escribiendo letras del segundo disco de Martín, pero es música que desde entonces ya estaba lista. Para mí es como si fueran dos años porque no respire nada. Finalmente cuando decidimos hacer una pisa, pues fue el momento para terminar este segundo disco mío Into the Light.  

En este  disco hay una cercanía muy fuerte con la muerte, ¿te hizo reivindicarte con ella o aceptar esa fragilidad?   

Más que fragilidad yo diría que sensibilidad. La letras las comencé a escribir a principios del temblor de 2017, y sí, eso me marcó mucho. Mi experiencia fue devastadora al haber visto todo en ruinas. Lo que vivieron en la Roma o Condesa fue terrible. Sentí que era el momento porque vi la angustia de la gente, lo que había pasado, y fui a ayudar con víveres. Ví el pánico que provocó en las personas. Pensé que la muerte puede estar a la vuelta de la esquina, en cualquier momento, y el trabajo fue tener un dialogo con ella, y preguntarme qué relación tengo con la muerte. Por eso es un disco con esa temática.

¿Into the Light es quizá tu disco más reflexivo e introspectivo?   

No lo sé, pero sí diría que es el más temático. Siempre que escribo son reflexiones sobre algo. Y sobre todo es un diálogo esperanzador, me di cuenta de la relación que tengo con la muerte, de poder enfrentarla. La idea es que no importa cuánto estaremos en la tierra, sino valorar ese tiempo.   

¿Cómo definirías estos nueve temas que están  plasmados en Into the Light?   

Quise hacer un disco de reflexión, más orgánico, una paleta de sonidos distinta al anterior  material. Hay otros arreglos musicales, y a nivel de letras pues está claro hablar de la muerte, pero en mensaje es más positivo que pesimista.  

Este disco, ya escuchándolo, me recordó mucho el sonido de lo que hacía David Byrne y compañía, ¿Qué tanta referencia hay de ello?

¡Órale! Me encantaría que fuera cierto (risas). Conscientemente cero, pero sí es un referente innegable. Talking Heads es de mis bandas favoritas. David Byrne me forjó, es un grande.   

¿Este disco te hizo rencontrarte, descubrir nuevas facetas del lado de músico, productor y ser humano?   

Personalmente he dado un brinco, cada diez años me renuevo. Me pasó que a la hora de escribir este disco, descubrí cosas interesantes. No estaba consciente de que iba a encontrar un nuevo yo. Es algo de mi vida, no me gusta estancarme, siempre estoy cambiando. Lo que estaba haciendo en el 2007, no tiene nada que ver con lo que estoy ahora, en este 2020. En este disco hice un recuerdo a mi pasado, lo que escuchaba de mi adolescencia como David Bowie, y hasta la fecha es un referente en la música que hago.  

¿Into the Light marca una nueva etapa para ti?  

Si, definitivamente. No sé  qué pasará, pero estoy enfocado a la música que hago, más que con una banda. Pero estoy enfocado a  mi disco solista, o en producir bandas de amigos, eso es muy padre.  Lo que me motiva hoy en día es poder compartir, por eso me gusta también producir bandas y sin son amigas pues mucho mejor.