#Reflector – Fozzfo

A ritmo de swing, la banda regiomontana acaba de estrenar su primer video musical, “Hasta la muerte”, un sencillo bastante bailable con solos de piano, guitarra y saxofón.


Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Fozzfo

Un estilo sofisticado para el escucha haciendo alusión a la música de finales de ochenta y principios de los noventa. Los músicos (todos de tan solo 20 años); Carlos Moncayo (saxofón alto), Alex Lara (guitarra), Gus Martínez (bajo), Felipe Arreola (batería) y Daniel Rdz (trompeta) son parte de un grupo formado a partir de una academia, la cual dirige Joey Quiroga: compositor, pianista y vocalista de la banda.

La agrupación, con raíces e inspirados en Big Vodoo Daddy, Jaime Cullum y Royal Crown Revue, busca seguir atrayendo a la audiencia a bailar al ritmo del swing.  

Platicamos con Joey a una semana de estrenar su primer video musical “Hasta la Muerte” grabado en Studio Incaible en la ciudad de Monterrey.  Un sencillo bastante bailable con solos de piano, guitarra y saxofón, un tanto fuera de lo que regularmente se escucha en la escena musical.

¿Qué representa para ustedes ser una banda independiente?

Representa un orgullo cuando logras algo. Lo logras por ti, por lo que haces, por tu música. Hay muchas bandas que musicalmente no están tan chidas pero tienen muy buenas fotos, un chorro de videos y una producción del demonio, por ello llegan más rápido al público. La tienen fácil. Entonces para mí es un orgullo lograr algo gracias a mi música, realmente cuando alguien valora tu arte.

¿Qué busca transmitir Fozzfo con su música y con este primer video musical?

Lo que pretendemos transmitir es pasarla bien con algo que no es un ritmo muy casual. Además, con las letras queremos hacer sentir a las personas que no están solos, que nosotros o alguien más está pasando por lo mismo. Siempre se puede acompañar con música. Digo, esta es la mejor medicina. No me dejarás mentir, el ritmo de swing quieras o no te pone a bailar. Hablando puntualmente sobre el video: “Bailar hasta muerte” habla sobre tratar de hacer lo que tú más quieres. Por ejemplo: el que no estudia música porque sus papas no lo dejan, ellos dicen que no la vas a librar. Promueve el tratar de hacer todo lo posible por hacer lo que realmente quieres hacer en la vida.

¿Cómo fue el proceso y cómo se vivió grabar su primer video musical?

Se vivió muy intenso, muy desvelado, muy cansado. El productor y los que están detrás de las cámaras y de la producción se la rifaron bien cañón. Fueron como 15 horas de trabajo en cuanto a traslados, ir por actores, conseguir el estudio e ir al estudio a montar la escenografía. Se ocuparon 8 personas para mover el piano, ¿me entiendes? Básicamente mucha mano de obra.

Eso es lo que conlleva ser una banda independiente, ¿no?

Exacto. Aparte el apoyo de la raza que les gustó la rola y nos apoyaron en todo eso. Digo, fue muy divertido también, fue la primera vez que grabábamos algo así, estábamos muy nerviosos, contando chistes para calmarnos. 24 horas sin dormir. En lunes.

¿Cuáles fueron los factores para la toma de decisión en llevar éste sencillo a la pantalla?

Pensamos que “Hasta la Muerte” tiene un mejor mensaje y es algo que como banda estamos llevando a la práctica, rifárnola sobre la idea de vivir de la música.

¿Qué se aprendió de abrirle a Pate de Fuá en el Café Iguana?

Estuvo bien intenso. Aparte el baterista y yo somos bien fans de esa banda. El mejor momento fue después de montarnos en menos de 5 minutos en un escenario abarrotado. El stage manager nos dice: “Listo, señores, ¡entramos en 40 segundos!” Se apagan las luces, se apaga la música, la gente empieza a gritar. Temblé un chorro la neta, empezamos a gritar para quitar los nervios.  Algo que me dijeron: “Si ven que eres débil con tu presencia, te van a comer vivo”. Entonces no sé de donde saqué las fuerzas y comenzamos con un “¡Café Iguana!”, y se escuchó el grito bien fuerte. Fue la primera vez que recibimos un halago así tan padre. Hasta fue mi hermana a vernos, y nunca va, con eso te digo todo. De las mejores presentaciones que hemos tenido.

Monterrey es considerado un laboratorio social en la escena musical por experimentar con mezclas de diversos géneros, digamos, como El Gran Silencio o Kinky. ¿Qué tan fácil o difícil consideras que es conseguir los espacios y aceptación para una propuesta de jazz, pop y rock hoy en día?

Al principio fue un poco difícil o más bien raro. Tocando en eventos de puro indie de moda. Todos con un guitarrista cantante y yo llegando con mi piano. Pero ya tocando a la raza le empieza a gustar, el ritmo de swing es inevitable. Tienes que ser muy de rancho para que no te llame la atención. Con el tiempo han ido saliendo más eventos y eventos en donde ves bandas con acordeón, violín y demás. Hay mucha variedad en la ciudad.   

Analizando los datos que arrojan las plataformas digitales, ¿Consideras que estos van coincidiendo con lo esperado en cuanto a grupos demográficos, género y edad de los escuchas?

Hay como un filtro de gente de 18 años para abajo, nos escuchan menos, ya mayores de edad nos escuchan más. Incluso hace poco fui a consultar y ya de salida el doctor me dijo: “¿Y el video?” Y yo: “¿Cuál video?” “¡El de Fozzfo!” Se me hizo bien raro, me reconoció. Digo, aun así me cobró.   

A semanas de haberse llevado a cabo en la ciudad un ensamble para el renombrado movimiento regio o Avanzada Regia, ¿Consideras que la nostalgia de los noventa llega a pesarle a las nuevas propuestas regiomontanas como Fozzfo?

Sin duda la Avanzada Regia dejó la vara bien alta. Aun así, creo que los músicos de ese momento están de acuerdo que si alguien tiene la posibilidad u oportunidad de llegar a eso o más con buena música, pues adelante. El ambiente es diferente, los venues y el público han cambiado por muchos factores. Esa es nuestra tarea, tratar de ir descifrando el nuevo “picar piedra” y llevarlo a cabo.  

¿Cuáles son sus metas a corto, mediano y largo plazo?

Corto plazo es salir a otras ciudades y sacar más material, este año sacamos otro EP.  A mediano y largo plazo nos gustaría estar dentro de festivales grandes dentro de la república. Ser sonados y ¿por qué no? Salir a otros países. Todo es referente a tocar, tocar y tocar.