#Reflector: Hanzel

De los inicios de Hanzel sin Gretel a compartir Bugambilias, su más reciente EP, un repaso por la trayectoria de uno de los músicos más inquietos en la escena regiomontanta del nuevo siglo.

Por: José Pablo Rodríguez

hanzel
Foto: Raúl G. Romero – Facebook Hanzel

Después de que bandas como Control Machete, Jumbo, Zurdok o La Flor de Lingo sentaran las bases de lo que se conoce como la Avanzada Regia, a mediados del 2000 existían nombres de bandas como Casablanca, AMP y El Orange que comenzaban a popularizarse por medio de tocadas en casas y la inclusión de la primer red social que reproducía música: MySpace.

Dentro de esta generación ascendente estaba Hanzel Sin Gretel, proyecto de Victor Leos, que llegó a concretar un demo influenciado por el pop-rock del momento con pinceladas emo. Canciones como “Aioros”, “Montaña Rusa” y “Segundo acto de nostalgia” sonaron desde el techo de una casa en el Monterrey City Fest, en una gran era de fiestas.

Fue a finales del 2000 cuando dentro del vocablo popular predominó la palabra “inseguridad” y cualquier acto que incluyera salir de casa después de anochecer era para considerarse. La gente salía cada vez menos a bailar, el contacto visual se redujo, las fiestas en casas terminaban cada vez más temprano y escaseaban.  La batuta pasada por la Avanzada se vió pausada por el pánico y fue esto mismo lo que terminó de secar la escena.

A mediados del 2009 Victor decide estudiar producción musical en Impromus y es ahí que junto con otros compañeros fundan el grupo Bahía Buffalo, con influencias de rock stoner, Clint Eastwood y experimentación con samples. De esta agrupación se desprenden dos EP’s: Bahía Buffalo (2010) y Sequía en Ciernes (2012). Obtienen notoriedad dentro de la escena nacional y por causa del movimiento de uno de sus integrantes a la capital se desintegran en el 2012.

Con una visión más clara y con el conocimiento obtenido e los dos EP’s donde contribuyó, decide tomar el curso de Hanzel esta vez sin la mención de la ausencia de Gretel. Escribe y compone el álbum Arbologías (2013) con la producción y colaboración de Clemente Castillo (Jumbo). En este álbum abundan las melodías pop suaves y nostálgicas (“Niños perdidos”, “Con los ojos cerrados”, “Indeleble”), guiños en forma de riffs que te atrapan (“En sincronía”) y coros difíciles de no repetir (“Búhos”).  Este álbum lo llevó a posicionarse en la escena como uno de los precursores y sobreviviente de una de las épocas tristes de la ciudad.

Entre 2014 y 2016 pone pausa de nuevo el proyecto por razones personales, pero sigue contribuyendo en algunas canciones (“Los consejos de papá” [2015] con Samuel Fematt y en la canción “Colores” [2017] de The Twins Mx ), así también con apariciones repentinas en algunas fiestas y tocadas.

En el 2017 entra al estudio para co-producir con Memo Martínez su trabajo más reciente Bugambilia, un EP de cuatro baladas con arreglos y melodías dictadas por sintetizadores moog e instrumentos de viento. Bugambilia es una carta sin destinatario, solamente con un nombre, “Karen”, las palabras “Ventana” y “Musa”, y lo oculto “Entre líneas”.  

Pronto a estrenar este EP decide retomar una estrategia que ya había puesto en práctica con el demo de Hanzel Sin Gretel: Hace un homenaje a las vivencias y a la época donde la música sólo necesitaba la disposición del escucha, la estrategia del MySpace.

Al conocer la historia de Hanzel contada por Victor no pude evitar culpar la época violenta en la ciudad por la falta de proyectos y escena hace unos años, y que aún afecta con espasmos y estigmas la escena actual. Él comenzó a hacer recuento de la gente que fue partícipe, las bandas que conformaron ese episodio perdido. Son ahora bandas que mutaron, bandas que ahora son Clubz, Sailawway, Siskodélicos, Pirámides, Patricio Casablanca y Ese Vinny, entre muchos. Bandas y actores que han contribuido e influido en la escena actual y que no tienen la necesidad de mencionar la famosa palabra de finales de los dosmiles. “Somos los mismos desde siempre”, dice Victor.