sertanejo

Sertanejo universitario

Derivado del sertanejo, estilo musical escuchado desde principios del siglo XX en el campo brasileño, en el “universitario” confluyen sonidos más contemporáneos que se suman a las percusiones, guitarras acústicas y acordeón, acompañamientos típicos de este estilo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Es posible que por una sola canción pueda uno odiar un género… sin conocerlo?

En el caso del sertanejo universitario, uno de los estilos más candentes de Brasil, el cantante Michel Teló casi lo logra. Su famoso hit “Ai se eu te pego” puso a mucha gente a bailar no sólo en este país sino en todo el mundo, sobre todo al borde del furor por la Copa de Futbol jugada en ese país durante 2014.

Una frase pegajosa con un baile creado a propósito apuntaban a la típica pieza musical con la cual el mainstream se regodea y se autoelogia por darle migajas de consolación a la mal llamada World Music, salón de la fama efímero donde conviven el “Gangnam Style”, de PSY, el “Simarik” de Tarkan y “La Macarena”.

Lo cierto es que quienes aborrecen todo lo que huela a best seller por el simple hecho de serlo, pueden estarse perdiendo del sertanejo universitario como estilo, música que tiene mucho más qué ofrecer en instrumentación, color, armonía, letras y melodías de lo que parece.

Derivado del sertanejo, estilo musical escuchado desde principios del siglo XX en el campo brasileño, en el “universitario” confluyen las aspiraciones “campiranas”, el pop, las guitarras eléctricas, samples y otros sonidos más contemporáneos que se suman a las percusiones, guitarras acústicas y acordeón, acompañamientos típicos de este estilo.

En el sertanejo universitario el común denominador son los dúos, usualmente de hermanos varones, aunque resalta el dueto de Maraia e Maraisa, que intentan hacerse de un lugar en un gremio dominado por el sexo masculino. La mayoría provienen del departamento de Minas Gerais o del sureste de Brasil, y por lo general uno de los dos canta y toca la guitarra, mientras el otro sólamente canta. Son canciones de entre dos y tres minutos, referentes a situaciones juveniles (de ahí lo “universitario”). Y ojo a esas camisetas apretadas que en ocasiones evidencian sobrepeso (eso último es de mi cosecha).

A continuación, una probadita de este estilo, que como valor agregado, ofrece una oportunidad tremenda de aprender portugués cantando con alegría.