Los mexicanos que también inventaron el jazz

¿Qué pensarían si les dijera que los mexicanos somos parte del nacimiento del jazz, que hubo músicos mexicanos que influyeron en la creación de este género?

Por: Homero Ontiveros

jazz
La Kinfolk Brass Band en Nueva Orleans / Foto: Geoff Livingston – Flickr (Creative Commons)

La música es un ente vivo que se nutre de muchas formas, es como el océano donde confluyen diversos ríos. El contexto es fundamental para su desarrollo, es decir, todas las situaciones sociales terminarán influyendo en la creación musical. El ambiente político, económico y cultural de la sociedad son elementos que afectan directamente la evolución de la música.

Por esta razón es muy difícil definir dónde o en qué momento nace un determinado género musical porque éste se va formando por la influencia de muchos y diversos factores. Algunos afectan de manera directa y otros de forma indirecta.

Así que definir quién inventó el jazz es una tarea titánica si no imposible. Podemos saber dónde nació ya formalmente con este nombre y tener un estimado de cuándo, pero seguir el rastro hacia el pasado nos indicará que la búsqueda puede ser infinita, tal vez hasta el propio inicio de la humanidad.

Sin embargo sabemos que el jazz viene del blues, aquel que se interpretaba principalmente de forma cantada en los campos de cultivo por los negros esclavos. Es un resultado de la africanización de la música americana: el country mezclado con los cantos y ritmos africanos más básicos.

Esta música fue evolucionando hasta llegar al ragtime, un género para piano que se estructuraba con las formas de las marchas militares y los valses. Podemos decir que este es el antecedente moderno de lo que más adelante llamaríamos jazz.  Pero para llegar al rag tuvo que haber toda una serie de influencias externas que fueron moldeando la música que se tocaba. Diversas situaciones en el entorno propiciaron esta evolución. No es que a alguien de pronto se le ocurrió, sino que fue el resultado de una serie de factores diversos.

En ese proceso, ¿qué pensarían si les dijera que los mexicanos somos parte del nacimiento del jazz, que hubo músicos mexicanos que influyeron en la creación de este género? La historia dice que así fue, el jazz no solo se influenció del blues sino de la música europea y mexicana.

Entre 1884 y 1885, una enorme banda de caballería mexicana ofrecía conciertos gratuitos diariamente en el Mexican Pavilion como parte de la Exposición Mundial Centenaria de Algodón que se celebraba en Nueva Orleans. Esta banda había sido enviada por el presidente Porfirio Díaz y se trataba de la Banda del 8vo Regimiento de Caballería del Ejercito Mexicano, que en ese entonces era dirigida por el Profesor S. Encarnación Payén (1). Cuando los músicos llegan allá con arreglos de oberturas y sinfonías, pero además de sones y música mexicana. causó un gran furor y fue tan exitosa su presencia que se quedaron durante todo el año que duró la feria.

Al quedarse ahí, los músicos comenzaron a relacionarse con la gente de alrededor y a tocar con los músicos negros que también se encontraban en ese lugar. A muchos de ellos les dieron clases. Entonces, en las primeras bandas de jazz hay fotografías con músicos mexicanos ya que esta banda constaba de casi 80 integrantes.

Todo el repertorio que tenían se hizo popular, como lo menciona Ted Giogia en su libro Historia del jazz: “La tienda de música Hart publicó más de ochenta composiciones mexicanas durante ese período, influyendo a los instrumentistas locales y aportando otro eslabón a la compleja historia que entrelaza los estilos musicales latinoamericanos y afroamericanos”.

La aportación fue tal que comenzaron a tocar música mexicana llegando a influenciar a músicos de la talla de Scott Joplin, uno de los precursores del ragtime y del jazz, quien tocaría un rag llamado “Serenata Mexicana”.

Los músicos que influyeron fuertemente en instrumentistas y música eran Lorenzo Tio y el cubano radicado en Nueva Orleans Manuel Pérez. El primero fue clarinetista considerado como el músico de instrumentos de viento más influyente de su ciudad y quien, en su papel de maestro y ejecutante hizo más que nadie para cristalizar el sonido del clarinete que caracterizaría a Nueva Orleans (2). El segundo, Pérez, era director de la Orquesta Imperial y uno de los mejores cornetistas de Nueva Orleans.

Está documentado que algunas de las primera influencias del jazz, además del blues, es la música mexicana y la cubana. Nuevo Orleans siempre ha tenido mucha influencia caribeña. De hecho, los músicos negros que comenzaron a tocar jazz, no todos venían de los esclavos sino de los negros del caribe.

La influencia musical de los mexicanos, tanto la aportada como la que se recibe, ha sido mucha más de la que imaginamos. Si tomamos en cuenta la situación geográfica esto no debería parecernos extraño, sin embargo tenemos la idea de que la música moderna no tiene que ver con nosotros más allá del consumo, cuando en realidad también hemos sido parte de la historia.

(1) La influencia de México en los comienzos del jazz. New Orléans 1884-1885, Carlos Cuevas Serón (Tesis)

(2) El Jazz en México. Datos para esta historia, Alain Derbez (FCE).


Nota: En una versión anterior de este texto había algunas imprecisiones que ahora señalo: El nombre de la banda original es la que ahora aparece y no la “Banda Sinfónica de la República” y, aunque Lerdo de Tejada estuvo relacionado de alguna forma, el director de la banda del regimiento era el profesor Encarnación Payén. Igualmente el músico Manuel, o Emanuel Pérez fue de los que más influyó en otros músicos, y aunque tocó con esta banda militar y fue parte fundamental de ella, su nacionalidad era cubana.

También te puede interesar:


Los chivos expiatorios de la violencia: Entrevista con Alejandro Vázquez Ortiz Homero Ontiveros - El emisario o la lección de los animales es una novela que habla de la violencia en el Monterrey reciente, esa que se sufrió entre el 2009 y el 2012; una época que, por si fuera poco, golpeó también a la ciudad con el paso de hurac...
Deolinda – “Passou por mim e sorriu” Se dice que las canciones de fado se escribían, en gran parte, para las personas que estaban a punto de embarcarse y surcar el mar.
La vigencia de Canoa Homero Ontiveros - Canoa es un filme que a más de cuarenta años de su estreno no ha perdido vigencia. El drama, basado en un hecho real, sigue siendo muy cercano.
San Pascualito Rey – “Todo me trajo hasta hoy” San Pascualito Rey sigue manteniendo la rasposidad de un sonido que igual bebe del bolero, la música ranchera y mexicana, pero bajo la luz del candil del rock.