Franny Glass – Desastres Naturales

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

RESEÑA

Bizarro Records
 Uruguay
8.5/10

Gonzalo Deniz es uruguayo. Montevideano. Cantautor. Fan de Salinger. Un chico que ya lleva buen tiempo agitando la escena indie del paisito, tanto en la banda Mersey como en su proyecto solista llamado Franny Glass, que acaba de lanzar su quinto álbum, Desastres naturales.

En su trayectoria, Deniz había establecido un estilo de canción pop con tintes folky, que llegó a su mejor momento en Planes, un álbum de temas luminosos que lo llevó a viajar por Latinoamérica. En 2014 tocó en el escenario del Nodriza, en Monterrey, para un público de unos cuantos iniciados. Ahora vuelve con Desastres naturales, un nuevo trabajo en formato de banda.

Siguiendo la línea de otros songwriters indie de Latinoamérica, como Diosque o Gepe, Franny goes electronic. Deja atrás la guitarra acústica para adoptar algunas bases y loops. El resultado es irregular, pero la luminosidad de las composiciones de Franny sigue intacta, y sus canciones son suficientemente sólidas para mantener nuestra atención.

Desastres naturales destaca por su interludio Mercosur: “Tanta mala suerte” es un dulce bossa nova a dueto con Wagner Moura (sí, el actor brasileño que interpreta a Pablo Escobar en Narcos), que no pasa de mera curiosidad. Mejor parada sale Josefina Mac Loughlin, de la banda argentina Nubes en mi Casa, que toma la voz líder en “Con ese amor”, uno de los puntos fuertes del álbum.

“Tremendo estruendo” es tal vez lo mejor de Desastres naturales. Un viaje de dream pop de ocho minutos de duración. Aunque el título se lo disputa el siguiente tema: “Técnicas para hacer fuego”, que nos regresa al feelin’ guitarrero de Planes.

Desastres naturales por momentos parece un disco de transición. Pero cuántos músicos no darían lo que fuera por tener un disco de transición de este nivel. Franny reafirma su lugar como uno de los músicos más interesantes de Latinoamérica en este momento. No tengo duda que lo tendremos de vuelta por Monterrey en poco tiempo.

Por: José Juan Zapata