/

#Reflector – Pequeño Fénix

Laura Luna – Platicamos con una de las bandas más interesantes de la escena regiomontana, Pequeño Fénix: Sus influencias, el cómo suelen confundirlos con una banda de ska y lo innecesario de una nueva Avanzada Regia.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
pequeño fenix

Platicamos con una de las bandas más interesantes de la escena regiomontana, Pequeño Fénix: Sus influencias, el cómo suelen confundirlos con una banda de ska y lo innecesario de una nueva Avanzada Regia.

Por: Laura Luna

pequeño fenix
Foto: Laura Álvarez

Recientemente me senté a tomar un café con una de mis bandas favoritas de Monterrey: Pequeño Fénix. Pudimos hablar largo y tendido sobre cómo se inició el proyecto, el porqué del nombre, la motivación detrás de la banda y lo que aún está por llegar.

Para la entrevista conté con la compañía de Charlie Solís (vocalista y guitarra) y Edgar Ramírez (batería) quienes hablaron en nombre de la banda que también integran Harley Lozano (bajo), César Rendón (guitarra), Erick Lozano (saxofón) y Emilio Ocejo (teclado).

Para hablar de los inicios de la banda viene a mi mente una letra de Café Tacvba: “No me hubieras dejado esa noche, porque esa misma noche encontré un amor”, ya que todo se remonta a la última tocada de Los Mofin’s, el anterior proyecto de Charlie y Harley, donde conocen a su próximo compañero de banda, Edgar “Güero” Ramírez.

Charlie: Era la última presentación con Los Mofin’s en Nodriza y Güero se me acercó y me dijo que era fotógrafo y que tocaba la batería. Para eso yo ya tenía las maquetas de lo que iba a ser Pequeño Fénix y prácticamente al siguiente fin de semana ya estábamos ensayando, eso fue en el 2015.

El nombre de la banda es algo que llama la atención, a primera vista no suena como el típico nombre para un proyecto de éste tipo.

Edgar: Para el cuarto ensayo juntos fue que tuvimos nuestra primera tocada, fue gracias a bandas amigas y había dos propuestas para el nombre, estábamos entre Pequeño Fénix y Chico Cohete.

Charlie: Finalmente elegimos Pequeño Fénix porque uno de mis mejores amigos, que también me ha ayudado a escribir canciones, Manuel De León, me dio la idea. No nos gustó al principio, pensamos que era muy ñoño, pero la historia es que cuando Bruce Lee era un niño le decían Sai Fon para confundir a los espíritus malignos que se llevaban a los bebés. Sai Fon significa “pequeño fénix”, y bueno, Bruce Lee es súper cool, entonces… Además, creo que el nombre se mezcló con nosotros, nos dio identidad muy rápido.

Es interesante saber desde la propia banda a que género sienten que pertenecen, ya que al nombrar uno se quedan fuera un montón de posibilidades. Antes de a la entrevista pude platicar sobre esto con personas que también siguen a la banda, y me sorprendió que muchos asocian a Pequeño Fénix con el ska. Los integrantes ríen y tienen una teoría sobre esto:

Charlie: Creo que la gente nos ve con un saxofón y piensa que es ska aunque no suene a ska, en realidad es complejo de Bruce Springsteen.

Edgar: De hecho hemos tocado “Careless Whisper”. Las primeras tocadas cuando aun no teníamos mucho material siempre había estos tiempos muertos y Erick siempre soltaba el intro mientras nos estábamos preparando.

Charlie: Igual, yo solo diría que es rock and roll.

Edgar: Yo siempre he dicho que es como rock en español, lo relaciono con la movida madrileña: Hombres G, Nacha Pop.

Para hablar de influencias en una banda,todo tiene un contexto diferente y personal para cada uno de los integrantes. Para Charlie, Nacha Pop y Hombres G forman parte de esa herencia musical por parte de sus papás, mientras que para Edgar las cosas fueron un poco diferentes, en parte por su acercamiento a bandas de metal progresivo y el hecho de haber crecido en un contexto diferente al resto de la banda, en Matamoros, Coahuila, hasta los 18 años.

Ya estando aquí, fue cuestión de años y tal vez también de suerte para que los miembros de la banda se encontraran y fueran dando forma a lo que inicialmente se pensó como un proyecto solista.

Fue precisamente en una tocada donde compartían escenario con Nosotros los Olvidados, Grizzly y Diego Flores y los Truenos del Norte donde escuché una canción de Pequeño Fénix que no conocía y que me encantó: “Sr. Justicia”. Llegué a casa a buscarla y no estaba en ninguna plataforma. Cuando les pregunté sobre esto, dejaron en claro el proceso que querían establecer para su próximo material:

Edgar: “Sr. Justicia” sale hasta el próximo EP, que aún no tiene fecha.

Charlie: Queremos hacer las cosas diferentes. Por ejemplo, en el proceso del primer disco, cuando lo lanzamos no esperábamos absolutamente nada, de hecho pensé que nos iba a ir mal. Para serte honesto, la inseguridad siempre está, no sé. Cuando salió, la gente lo recibió bien pero nosotros no teníamos video ni nada contemplado. En esta ocasión, tenemos un poco más de recursos y queremos hacer las cosas bien, tomarnos el tiempo hasta estar satisfechos, por eso postergamos el lanzamiento.

Edgar: En realidad estábamos mucho a la expectativa de cómo iba a ser recibido, ese disco fue para la gente que nos había escuchado en Monterrey, durante todo un año, estuvimos cuatro meses metidos en el estudio.”

Charlie: El proceso fue diferente porque cuando entramos al estudio no nos conocíamos tanto, ese formato de banda no es el mismo que tenemos ahora que grabamos con César Meléndez (Danzantes) en el Nodriza, ahí ya sabíamos lo que queríamos en cuanto a sonido. Estas seis canciones las grabamos en dos días. Justo por eso le estamos dando su tiempo, para que salga cuando tenga que salir. Queremos que valga la pena cuando nos vayan a escuchar.

Pero, ¿qué tendría que pasar con el próximo material para que se sientan satisfechos con el resultado? ¿Cuáles con sus expectativas ahora?

Charlie: “Creo que nosotros solo podemos hacernos expectativas en cuanto a lo que nosotros podemos dar, porque es lo que conocemos. Lo demás depende mucho de quienes nos escuchan. Solo espero que nos vaya bien, vamos a hacerlo lo mejor que podamos. Obviamente uno espera lo mejor. Espero que la gente lo disfrute, ojalá que sí.

¿Con qué bandas sienten afinidad, ya sea por habilidades técnicas, experiencias compartidas o simple gusto al escucharlos?

Charlie: Para mí, desde que estaba en Los Mofin’s, me enamoré de Nosotros los Olvidados, mucho por la manera en la que escribe Diego, me parece que escribe buenísimo. Tiene un alma vieja, no sé cómo lo hace, pero está increíble, los he visto mucho en vivo y siempre lo disfruto bastante. También disfruté mucho a Noah Pino Palo, además está esa afinidad cuando son tus amigos. Danzantes me gusta mucho también, siento que está muy bien hecho, además están ahí muchos amigos, también. Cuando conoces a la banda, disfrutas mucho más su música, es más personal todo.

Hay siempre una pregunta un tanto controversial con la que me gusta cerrar las entrevistas porque detona muchas cosas.  Pregunta simple que siempre da como resultado reacciones muy variadas, ésta no fue la excepción:

¿Qué pasa con la escena?

Edgar: ¿Qué pasa con la escena? Pues que primero que nada no es una escena, es un circuito. Hacen falta muchas cosas, hay muchas bandas tocando en la ciudad, como cuando ves a una banda en el patio del Café Iguana y te gusta y el próximo fin vas a verla a Casa del Ogro, siento que nos acostumbramos mucho a lo que ya fue, a lo que ya pasó.

Charlie: A mi me molesta cuando dicen: “Hay que hacer otra Avanzada Regia” ¿Por qué querría hacer otra? Eso ya fue. ¿Para qué vas a hacer dos veces lo mismo? No tiene sentido. Eso es algo que debe quedarse como lo que fue: bandas muy buenas que disfruto, que yo iría a ver, pero hasta ahí. La música además se ha multiplicado, estamos todos dispersos en diversos géneros. No creo que vaya a haber otra Avanzada Regia ni pienso que se necesite. No necesitamos una disquera que venga a rescatarnos de nuestro mundo de anonimato.

Edgar: Todas las bandas, cuando empiezan, llegan a pensar eso: que va a llegar una disquera a ofrecerles algo, que van a llegar a descubrirlos.

Charlie: Nosotros amamos la música, la amamos tanto que estamos dispuestos a aprender todo lo que pasa alrededor de ella: lo administrativo, redes; nuestra meta final es vivir dentro de la música.


Pequeño Fénix se presenta en vivo en Aguafría (Monterrey, México) el 3 de marzo junto a Los Venganza y La Burrita Cumbión (Argentina)