/

Rey Pila: “Estamos en nuestro mejor momento”.

Con una poderosa referencia al cine de los años ochenta, su nuevo disco, Lucky No.7, es un EP con cinco temas que mezclaron en el icónico estudio texano Sonic Ranch.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
rey pila

Transición es quizás la palabra clave en el nuevo material de Rey Pila. Evolución y sonido distinto es lo que propone el cuarteto de la Ciudad de México formado por Diego Solórzano, Rodrigo Blanco, Andrés Velasco y Miguel Hernández.

Lucky No. 7 es un disco incendiario lleno de un synthpop con enérgicos sintetizadores que hacen retumbar en el interior del cuerpo. Poco más de quince minutos es la apuesta de este EP, que incluye “Disciples IV”, ” Flames”, ” Anxious”, “Come Over” y ” Lucky no.7″, siendo el cierre homónimo del álbum el instante glam de la noche.

En el nuevo extened play de Rey Pila siete es el número de la suerte, el disco más ambicioso de la banda. Conversamos con Andrés Velasco, guitarrista para darnos más detalles.

Luego de sacar un par de sencillos, traen ahora este nuevo EP, ¿Cómo les ha ido con esta dinámica de ir sacando sencillos?

¡Muy bien! Nosotros seguimos como en la vieja escuela, nos importa que haya un disco. Evidentemente cambia la manera de consumir música. Ahora, la idea es lanzarlo poco a poco para acaparar la atención de la gente.

A diferencia de Wall Of Goth; ahora con este EP, ¿qué encontraron de distinto en su sonido?

Este EP lo hicimos todo nosotros, sin un productor externo; ya que en el Wall of Woth y en The Future Sugar trabajamos con Julian Casablancas y Shawn Everett. Creo que la diferencia principal es que la producción estuvo a cargo de Diego; y todo lo hicimos en nuestro estudio en la Ciudad de México, y luego lo mezclamos en Sonic Ranch. Sobre todo al haber hecho este material nosotros mismos, las canciones, como en el Wall of Goth, son todas diferentes: hay cajas de ritmo, unas inclinadas al rock and roll, balada, electrónica; hay variedad a pesar de ser un EP de cinco canciones.

Desde mi percepción, este nuevo EP estuvo cargado de más sintetizadores, en comparación con los otros discos.

Sí, este EP tiene más experimentación de sintetizadores, aunque no dejamos de lado las guitarras, ya que de ahí venimos. Seguimos haciendo música rock, pero sí nos clavamos más en el manejo de sintetizadores.

Un EP, ¿tiene que ver más con la inmediatez?

Sí, todavía no estaban las piezas puestas para sacar un LP, y no queríamos tardarnos otros dos años en lo que se definen los contratos discográficos. Entonces decidimos por mientras incluir estas cinco canciones que quedan bien para el EP, para poner en plataformas nuevas rolas de la banda en lo que se define el futuro.

¿Cómo fue la experiencia de haberse producido este EP? ¿Qué les dejó al interior de la banda? ¿Provocó un cambio para Rey Pila?

La ayuda externa de un productor suele venir muy bien, es como ese ojo de los que están afuera de la banda y te hace ver cosas que no ves o te lleva por otros caminos que no pensabas, ese proceso es muy padre. Para la banda estamos en nuestro mejor momento porque nos acomodamos bien; claro que hubo diferencias más de una vez en la parte creativa, pero creo que es normal. Para nosotros darnos cuenta que podemos estar los cuatro a gusto y encontrar una visión musical donde todos coincidimos fue muy enriquecedor.

Han mutado con el paso de los años y con cada disco, ¿Cómo Rey Pila se ha apoderado de una estética propia de hacer música?

Es a lo que aspira cualquier banda; lo más difícil es lograr un sonido que sea tuyo, que la gente de alguna manera escuche algo y diga: ¡Es Rey Pila! Y que no te diga que suene otra cosa, que tampoco está mal, porque todos tienen influencia. Forzosamente vienes de alguna parte. Por lo menos nosotros nos enfocamos mucho a lograr eso, que sea un sonido nuestro sin que necesariamente se esté apegando a las tendencias musicales. Estamos emocionados de que salga este EP; y todavía más emocionados porque ya tenemos un LP terminado.

En cuanto a la distribución musical, ¿se adaptaron a las nuevas formas? Es decir, ¿digital, CD y vinil?

Este EP estará en físico, no descartamos esa posibilidad. Respecto al CD, hay gente que lo sigue valorando, es como un souvenir. Este EP saldrá en CD, no sabemos si en vinil, depende de las condiciones. Es un disco independiente. Ojalá el disco nuevo venga con vinil porque lo amerita.

Viendo el desarrollo de las plataformas de streaming, ¿cómo sería su consumo para este nuevo público?

Pues a nosotros las plataformas digitales nos han funcionado muy bien, es interesante ver quién te está escuchando y dónde. Nuestro público es muy versátil. Hay gente que nos sigue desde tiempo atrás, varios de nosotros antes de tocar en Rey Pila tocábamos en otras bandas. Llevamos un rato haciendo música.

¿Qué sucederá con la salida de este nuevo EP, tienen pensado la distribución, promoción o algo especial?

Hemos estado haciendo promoción con los sencillos anteriores, de hecho esta es nuestra primera entrevista de la salida del EP (risas). Se vienen cosas padres en cuanto a shows, materiales en vídeo (documental) de la grabación del EP. Ojalá que llegue a muchos oídos este disco es lo que más queremos.

Con estos 9 años, ¿cómo se sienten como banda y nuevo material en puerta?

Para nosotros es raro, a veces sentimos que somos una banda nueva, llegas a momentos donde de pronto hay un montón de gente que no tenía ni idea que existías y te descubren. Sentimos que hay muchísimo camino por recorrer y que esto apenas va empezando, aunque ya llevamos años haciendo música.

¿Esperaban esta respuesta del público al recorrer estos años, y ahora siendo independientes?

No sé, estamos tranquilos, contentos, disfrutamos mucho lo que hacemos y qué bueno que falte mucho camino por recorrer. Eso te mantiene con mucha hambre, el saber que te falta comerte al mundo. Eso, estar donde queremos estar. Siempre con ganas de más.

Estaría bueno pronto un Plaza Condesa.

¡Ojalá! Estamos justo definiendo ese tema, pero claro que nos encantaría.