Rutas de canciones

Los Abuelos de la Nada – “Mil horas”

Andrés Calamaro compondría la que, a la postre, sería la canción más popular del grupo, y uno de los temas indispensables de su cancionero personal: “Mil horas”. La gran popularidad de este tema contrasta con su extraña letra.

POR:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
vasos y besos abuelos nada

La primera vez que llegué a Buenos Aires era un día feriado.

Estaba acostumbrado al norte de México, donde las ciudades siguen en movimiento incluso en domingos y días festivos. Pero el microcentro de la capital de la Argentina, usualmente lleno de oficinistas, paseantes y multitudes, los días feriados se convierte en un desierto. Sólo había un restaurante abierto al lado de la Plaza de Mayo; y ahí, mientras me servían mi primer almuerzo porteño, sonaba en la radio “Mil horas” de Los Abuelos de la Nada.

Tal vez ahí terminé de darme cuenta que estaba en otro país.

Hay otros que volvieron de largos viajes para quedarse en esta ciudad. Uno de ellos fue Miguel Ángel Peralta, el legendario Miguel Abuelo. Había fundado una banda, Los Abuelos de la Nada, en los años sesenta. Luego se fue a París. Volvió a Buenos Aires en 1981, casado y con un hijo. Pero con la firme intención de revivir su antigua banda. Para eso reunió a un nuevo grupo de músicos que hoy parece superband: Andrés Calamaro, Daniel Melero, “Cachorro” López y Gustavo Bazterrica.

Calamaro compondría la que, a la postre, sería la canción más popular del grupo, y uno de los temas indispensables de su cancionero personal: “Mil horas”. La gran popularidad de este tema (con versiones que van desde el hip hop hasta la cumbia) contrasta con su extraña letra. ¿Drogas? ¿La guerra de Malvinas? Imposible saberlo.

Lo que sí sabemos es que “Mil horas” es uno de los temas indispensables del rock latinoamericano y siempre es un buen momento para volver a darle play.  Adelante.

Por: José Juan Zapata