Rebeca Lane – Obsidiana

obsidiana rebeca lane


Independiente, 2018
Guatemala
9.0


Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Para la cultura maya, la obsidiana era una piedra sagrada y se utilizaba para fabricar armas, pero también para crear objetos artísticos y de adorno, es decir, tenía una función también estética, además de práctica y hasta esotérica pues los mayas creían que ella los podía curar de las fuerzas malignas.

El nuevo disco de la guatemalteca Rebeca Lane lleva por nombre Obsidiana y no es difícil encontrar el sentido entre el significado de esta palabra y el contenido musical y letrístico. Comenzando por el hecho de que, así como la obsidiana se utilizaba para crear armas, Rebeca hace del verso un arma que ataca los prejuicios y las convenciones sociales que han oprimido el rol de la mujer en la sociedad. Aquí está el poder de todo el disco: en el verso filoso que no pasa sin dejar huella al ser escuchado.

No se trata de un discurso habitando en lugares comunes, sino aquel que se conoce por la experiencia propia, es decir, lo que a Lane le significa ser mujer centroamericana, ser mujer del mundo, ser mujer de poder. No hay adoctrinamiento, sino consciencia de ser.

En lo musical, a diferencia de su disco anterior Alma Mestiza, ahora los beats están acompañados de más arreglos y no es tan minimalista. Llama la atención del uso de la marimba como un instrumento que constantemente aparece entre las canciones logrando darle una identidad propia ligada con la raíz y el folclor centroamericano. No como una cuestión de localía, sino como una muestra de la gama sonora de Centroamérica, pues hay que recordar que este instrumento es tradicional en la música de la parte central del continente. Esta acción de fusionar el folclor queda manifiesta con mayor fuerza en “Crece el río”.

Rebeca menciona que para esta producción había decidido irse a componer a lugares fuera de la ciudad donde estuviera más cerca de la naturaleza. Eso queda palpable en sus letras donde encontramos una cierta estética de lo natural. Palabras como “hierba”, “plantas”, “arena”, “lava”, “río”, “montaña” son utilizadas constantemente para lograr un mensaje claro y preciso.

No deja de ser notable que Lane utilice ritmos como el rap, la cumbia, el trap y cercanías de música urbanas, que antes eran usadas con letras y significados machistas y misóginos, ella los convierta en vehículos de conciencia, lo cual muestra que la música y los géneros musicales son adaptables al sentido que cada quien busca.

La obsidiana genera un reflejo, una especie de espejo oscuro, y en esta Obsidiana de rap y verso Rebeca se refleja a sí misma y a su vez un país, una región, una cultura, una condición y una conciencia de ser. “Sanando yo, sanas tú. Yo soy tú”